Posts etiquetados ‘Derechos’


Si estas buscando el contenido de este post, ahora lo puedes encontrar aquí:

http://www.libertadzero.com/2010/10/12/mexico-casi-fuera-de-acta/

Recuerda que nos mudamos a http://www.libertadzero.com

Saludos.


Hace ya un buen buen rato publiqué en este blog una entrada que llevaba por nombre “El Monstruo de las 15,000 cabezas”, se llama así debido a que más o menos en noviembre del año pasado, había realizado una solicitud de información al IFAI, a través del sistema INFOMEX muy al azar, en la que le preguntaba a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ¿cuántas computadoras tenían (escritorio y laptops)?, de esas, ¿qué sistema operativo incluían? Y por último, ¿qué paquetería básica incluían?

Como dije esa solicitud de información la hice al azar y con el afán de saber si en esa secretaría usaban alguna distribución de Linux, realmente no espera ningún dato revelador, es más no esperaba siquiera que hubiera una sola computadora con Linux (lo cual fue verdad), sin embargo los datos del número de equipos me sorprendieron y fue por ese motivo que decidí realizar una investigación más seria y más profunda, relacionada con el costo que tiene para la Administración Pública, el uso de tantos equipos con licencias yo diría bastante caras.

Comencé a hacer la misma solicitud a todas las Secretarías de Estado, además de algunas otras Instituciones que están obligadas por la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información para responder, hoy casi 3 meses después (lo cual demuestra la eficiencia de nuestras autoridades) por fin puedo decir que he recibido todas las respuestas.

Una de las primeras cosas que pude apreciar es que la Ley (como desgraciadamente pasa en este país), es entendida de manera distinta por quien la lee, en ese sentido notarán que las respuestas a mis solicitudes son, como decimos en mi país “de chile, mole y pozole” porque lo mismo recibía un comunicado en hoja membretada y firmada por el responsable del área de la respuesta, que unas cuantas líneas de texto en formato .doc o peor aún, una líneas de texto en el sistema INFOMEX, sin firma, sin responsable y obviamente sin presentación o formato alguno.

Por otra parte otro problema que encontré es que la Ley Federal de Acceso a la Información es pura basura, pues muchas de las entidades “se lavan las manos” de su obligación de responder, poniendo como dije antes unas cuantas líneas, en ese sentido todas las Secretarías y Entidades cumplieron con su obligación de responder pero de eso a que en verdad fuera una respuesta,dista mucho de la realidad.

Por ejemplo, el caso de la COFETEL es el más claro, como dije, hice la misma solicitud (igual incluso en puntos y comas) para todas las dependencias, pasó el tiempo y cada día recibía las respuestas, sin embargo en la COFETEL, aparte de “rayar” en el tiempo establecido por la ley para responder, me salieron con “el chistecito” de que mi solicitud no estaba en el marco de la ley.

Una de dos, o los abogados de la COFETEL hicieron un análisis tan exhaustivo de mi solicitud que llegaron a esa conclusión(cosa que todas las demás dependencias no hicieron) o como los comía el tiempo dijeron “porque no le decimos que su solicitud no aplica”, en lo personal yo creo que fue la segunda, si hubiera sido la única solicitud, lo hubiera creído pero como no fue así, los que quedan mal son los de la COFETEL.

Por último quien se lleva el premio a lo peor de lo peor, es la Secretaría de la Función Pública (sí, esa que en teoría debería responder antes que ninguna otra, esa que debería tener los mejores procedimientos para responder, esa que debería poner el ejemplo en el formato de entrega de respuestas) esa Secretaría primero, me pidió una prórroga de tiempo (la cual está contemplada en la Ley), sin embargo también en esa prórroga, estuvo a punto de pasarse del límite, no contentos con eso, su respuesta fue de esas que recibí sin formato alguno, sólo una simples líneas de texto dentro del sistema INFOMEX, sin archivo adjunto, sin datos, cuadros o alguna gráfica, nada de nada, fue de las últimas en responder, pero en comparación con la Secretaría de Marina (que sí fue la última en responder), SEMAR si justificó el tiempo extra, pues me dieron la información exacta que había pedido en incluso un poco más, entonces señores de la SFP, esto es un llamado de atención para ustedes, si no ponen el ejemplo qué puedo esperar de las demás secretarías (bueno la verdad es que sí sé qué esperar).

Ahora, no todo fue tan malo, como les dije SEMAR se sacó un 10, aunque tarde, respondió excelentemente y si me pongo estricto cumplió en los márgenes de la ley, la Secretaría de Salud fue otra que respondió muy bien, de hecho Salud fue la primera en responder, respondió casi a la semana de haber hecho la solicitud, lo cual me dejó un buen sabor de boca, otra que se saca “palomita” es la Secretaría de la Defensa Nacional, que en una primera instancia (les hice 2 solicitudes) se portaron muy estrictos, pero en la segunda, respondieron a todas mis solicitudes.

Como ven, tuve muchas experiencias de estas solicitudes de información, yo los invito a que si tienen alguna inquietud o necesitan información del gobierno federal, se acerquen al IFAI o si lo prefieren como yo hice, a través del sistema INFOMEX, recuerden que (voy a sonar muy institucional) el acceso a la información es tú derecho.

Seguramente en estos días haré un análisis más detallado de los datos que obtuve, en esta ocasión les escribo porque junté todas las respuestas en un archivo y estará a disposición de todos ustedes para que tengan acceso a esa información, obviamente como siempre este y otros documentos podrán ser bajados libre y gratuitamente de mi página de Documentos.

Chéquenlo, úsenlo y comenten, su opinión es muy importante para mí en estos temas.

Saludos.


A petición de un buen amigo, hoy les dejo en mi página de documentos el documento completo con las tres partes de la “miniserie” (no me gusta llamarla así, pero no se de que otra forma hacerlo) “De la importancia y la necesidad de un código libre”, obviamente la edité para que tuviera un formato de documento completo, pero si por ahí ven una que otra referencia como si se tratara del blog, los siento, traté de quitar todos los conectores que hacían referencia al formato del blog.

Por último, les cuento que este documento tiene una licencia que les permite copiar y distribuir total o parcialmente la obra, siempre y cuando no la modifiquen, respeten la autoría, no lucren con ella y mantengan la nota.

Saludos.


Compartir y “Piratear”

El Lunes comencé con una “miniserie” de posts en los cuales tuve un ataque de pura verborrea, este ejercicio surgió como parte de una posible exposición de mi tema de tesis en una clase, sin embargo como expuse en ese momento, nunca se dio pero tampoco nunca preparé nada para exponer, por lo que decidí escribir como si hubiera dado dicha clase.

En el primer post, hablé un poco del contexto en el que vivimos en el que cada vez más vemos regulaciones que atentan contra la neutralidad de la red y la libertad en cuanto a la difusión de conocimiento, el martes hablé sobre cómo nos afectan en la vida diaria estas “configuraciones” legales y lo que implican para un modelo de desarrollo basado en la apropiación del conocimiento, principalmente en la rama del desarrollo tecnológico.

Hoy si no me da un ataque similar, espero poder concluir y les hablaré sobre cómo compartir está siendo criminalizado con el argumento de la violación a los derechos de autor y la propiedad intelectual, con la figura de la piratería.

Antes que nada yo invito a cualquiera de ustedes a que busque en un diccionario la palabra pirata, ahora bien, según el “Diccionario de la Lengua Española” de Larousse (es el que tengo a la mano), un pirata es:

“Adj. Clandestino, Ilegal; s.m. y f. Persona que se dedica a asaltar y robar barcos en el mar; FAM. Piratear, piratería, pirático.”

Abajito de la definición de pirata, podemos encontrar la definición de piratear que es:

“v. intr. Robar embarcaciones”

Entonces si seguimos esta lógica la piratería (o sea el acto de piratear) es la forma de vida de un pirata, yo no veo la relación entre un pirata y alguien que copia un archivo (sea cual sea, de texto, de audio, de vídeo, etc.).

Pero bueno ese no es el problema (a pesar de que la tergiversación del lenguaje no es cosa sin importancia), el problema con esa “desconceptualización” es que hoy lo que conocemos como piratería sea entendido lo mismo el vendedor de películas en Tepito y el que ofrece discos en el metro, que nosotros que desde nuestras casas bajamos discos y películas, entonces cuál es la diferencia, pues simple y llanamente el lucro.

Yo estoy a favor de toda campaña en contra de la “piratería” (entendiéndola como el acto de lucrar con contenidos protegidos con derechos de autor, copyright o como se les quiera llamar) pues en efecto es un delito y no beneficia a los autores y creadores, además de que en muchas ocasiones las redes de piratería son un brazo “medio legal” generador de recursos para otras ramas de la delincuencia, por ejemplo el narcotráfico.

Ahora bien yo creo que todos entendemos que el asunto de la “economía informal” no es algo sencillo, sobre todo en países como el nuestro en el que las oportunidades (buenas) de empleo (y miren que tengo 23 años y estoy por terminar mi carrera) son nulas y además esto también es reflejo de la incompetencia de las autoridades para brindar una verdadera seguridad social, hay que entender que el ambulantaje no es algo voluntario, es decir, los vendedores que vemos en las calles, el transporte público y en prácticamente cualquier lugar, no están ahí realmente por que quieran sino porque no les queda de otra.

Pero volviendo al tema la piratería, en sí, es un delito, pero ¿Qué hay de nosotros? Quienes bajamos discos, fotos, vídeos, documentos, etc. pero que los usamos o con fines distintos al lucro (pueden ser educativos, recreativos, o por el simple hecho de querer compartir), ¿también somos criminales?

Hace ya algún tiempo, escribí una entrada en la cual daba mi opinión sobre la Ley Sinde, esa entrada fue en particular polémica porque algunas personas que comentaban, estaban totalmente a favor de la Ley Sinde y prácticamente decían que se había acabado la era en la cual “la llave del grifo gratuito, estaba siempre abierta”.

Yo creo que las implicaciones de este tipo de leyes van más allá del mero hecho de cobrar o no por los contenidos en Internet, en lo personal creo que este tipo de leyes presentan como su cara “buena” la defensa de los derechos de autor, pero la verdadera cara, tiene que ver más con la defensa de intereses de las grandes industrias y sus ganancias y con mayor control (sea gubernamental o empresarial) para con los usuarios y/o ciudadanos.

Ahora bien, supongamos que esta opinión personal es errónea, supongamos por un momento que en realidad busca defender los derechos de autor, yo preguntaría quién es el titular de los derechos de autor en la mayoría de los casos, ¿los autores? No, la verdad es que los verdaderos titulares muchas veces son las editoriales (en el caso de libros), las disqueras (en el caso de la industria musical), los estudios (en el caso de la fotografía), etc. Las ganancias que reciben “Los autores originales” en muchos casos no provienen de la venta directa de sus obras por parte de “La Industria” sino de presentaciones, conciertos, muestras, exposiciones, etc.

Por otra parte analicemos a detalle qué pasa con los costos de los productos.

Volvamos a una época anterior a la de la computación actual, imaginemos la industria editorial, en esencia un libro tiene dos partes productivas, por un lado está la parte “creativa” (las ideas), pero por otra parte está la producción del libro, es decir la parte física (las hojas, la portada, el pegamento para las hojas, la tinta, etc.) estas dos partes eran fundamentales y una no “servía” sin la otra, es decir, las ideas no se difundían pero tampoco un libro en blanco servía de mucho.

¿Qué fue lo que pasó? Pues que avanzó la tecnología y cómo nos dice la teoría clásica de la economía, la tecnología ayuda a una mejor producción y a la reducción de costos, cuando surge la imprenta se alcanzan niveles de producción nunca antes vistos y además propició que bajaran los costos (no es lo mismo escribir un libro a mano varias veces, que hacerlo con una imprenta), este avance fue gracias y no a pesar de la tecnología.

Ahora volvamos a nuestra era, la pregunta es ¿necesitamos a las editoriales? (yo creo que para la parte productiva ya no) porque ahora no necesitamos una imprenta para difundir nuestras ideas, no necesitamos la parte física para poder escribir y en ese sentido los costos de producción de ese libro tienden (TIENDEN) a cero.

Puse tienden a cero, porque en esencia, gastamos energía (trabajo en teoría económica) para la producción del libro, sin embargo esta es muy muy pequeña en comparación con la producción (a la antigua), por ejemplo, podríamos sacar el costo neto de producción de cada “tecladazo” que damos para escribir un libro, podríamos asociarlo con la cantidad de energía que produce en impulsos eléctricos y cuánta de esa energía nos llega a nuestro recibo de luz, el resultado sería que por cada tecladazo gastaríamos una cifra con punto décimal y varios ceros, antes de llegar a un número entero.

Ahora habrá quien lo quiera imprimir y ahí sí implica gastos más “reales” como la tinta y las hojas, pero cuántos de ustedes tienen que imprimir todo su trabajo escrito (en mi oficina por ejemplo hay una iniciativa con varias secretarías de Estado y ejecutores con los que trabajamos, para eliminar en la medida de lo posible cualquier gasto de papel, para eso cualquier comunicado contrato y/o documentos, nos puede llegar en formato electrónico, de hecho el sistema de “archivación” que tenemos es 100% digital.

Entonces si ya no necesitamos esta parte “física” de los procesos productivos porqué los costos de los libros electrónicos, de las canciones en tiendas digitales y otros más, siguen siendo iguales y en algunos casos mayores?

¿Acaso por fin estamos remunerando a los “autores” por sus creaciones y no por la producción física de sus creaciones?

¿Acaso estamos creando una industria cultural que beneficie a los creadores sólo por sus ideas? La realidad es que no, los precios siguen siendo los mismos y la remuneración para los autores sigue siendo la misma, pero un momento, ¿no hace algunos párrafos hablé de que los costos de producción bajan dramáticamente con los formatos digitales?, entonces si los precios se han mantenido alguien está ganando mucho más de lo que antes ganaba ¿no?.

En efecto, si llegaron hasta este punto, notarán las mañas que tiene “la industria” ahora ganan mucho más de lo que ganaban antes, ya que antes el proceso de producción física de un disco, de un libro, de la impresión de fotografías, etc. corría a cargo de la industria musical, editorial, fotográfica, etc. pero ahora???

No contentos con esto, nos nublan la vista con cifras más falsas que un implante de silicón, en las cuáles resulta que “ellos” (Sony, EMI, Random House, Universal, etc.) están reportando pérdidas millonarias y por eso necesitan de la intervención del Estado o se agrupan en carteles para ejercer presión sobre nosotros los usuarios a través de regulaciones como de las que les he hablado.

¿Porqué no en lugar de hacer eso, le dan la vuelta a la tecnología? Un caso que pongo como propuesta serían losservicios auxiliares, a qué me refiero, voy a poner un ejemplo, en el caso de un libro, es verdad, hay autores brillantes que casi casi sacan “bestsellers” de la manga, autores que escriben con una calidad (creativa y técnica) superior, que estructuran perfectamente sus obras, que tienen excelente ortografía y manejo del lenguaje, sin embargo de esos hay sólo un puñado, la mayoría de los que nos dedicamos a escribir, necesitamos de algo de ayuda, no en la producción (esa como ya lo demostré la podemos hacer nosotros), pero sí requerimos ayuda en cuanto a corrección de estilo, estructuración, etc. ahí es donde la industria podría justificar sus servicios ahí es donde podrían sacar provecho, esto fue el caso de un libro, en el caso de un disco, hoy en día cualquiera con una computadora y un editor de audio puede hacer un disco de una calidad bastante competente, una disquera podría ofrecer la masterización, la edición, etc. eso como servicios auxiliares no como productos asociados a la creatividad, es decir, las editoriales y disqueras deberían dejar el papel creativo a los autores y sólo la parte técnica a la “industria” entonces los autores serían justamente remunerados a través de la calidad de su obra y la “industria” por “el soporte técnico” que ofrece, pero no por ambos procesos, eso sería un esquema justo de distribución de los ingresos y creo que es una propuesta viable, es cierto, las disqueras no ganarán lo que ganan ahora (bueno quién sabe) pero el hecho es que se han enriquecido (como lo demostré con el ejemplo de los “tecladazos” injustamente, inflando los precios).

No recuerdo si esto lo escribí o sólo quedó como idea en mi mente pero según recuerdo en un estudio, un disco (en su producción) no debe costar más de un dólar (y estoy exagerando), ese dólar es el que en teoría le debería pertenecer a la disquera, el precio más o menos promedio de un disco en la actualidad en México es entre 15 y 30 dólares, lo malo es que esos 14 o 29 dólares no están yendo al autor sino a la disquera.

Nuevamente me explayé más de lo que hubiese querido, pero me gustaría concluir ya esta miniserie, en la actualidad estamos viendo un desarrollo desigual entre producción y creatividad, en este modelo sólo unos son los grandes ganadores y la mayoría somos perdedores, no contentos con eso, nos quieren hacer ver como criminales cuándo decidimos rebelarnos ante estos esquemas injustos, lo preocupante es ver cómo cada vez más parece que perdemos la batalla.

A lo largo de la historia de la humanidad, el progreso y el desarrollo se han visto beneficiados gracias al trabajo creativo de muchas personas sin embargo ninguna de esas grandes ideas tenía un solo dueño, me pongo a pensar en un ejemplo un tanto filosófico, pero el creador del bolígrafo no era dueño de todas las ideas que precedieron a la creación de este artefacto para escribir, antes hubo gente que usó plumas de aves, y antes quienes usaron rocas y metales para escribir, antes hubo quienes inventaron el papel, antes hubo quienes usaban pinturas naturales para poderse expresar y si nos queremos ver muy estrictos, la función del bolígrafo no sería nada sin todo el desarrollo colectivo del lenguaje humano, es decir de qué serviría escribir si no tuviéramos caracteres que escribir.

Como vemos el desarrollo científico, tecnológico, cultural, social, político, económico, etc. ha avanzado gracias a la colaboración y a la distribución de conocimiento, los derechos de autor y el copyright no son más que frenos ante esa libre distribución, estas legislaciones no llevan más de 200 años con nosotros y en ese sentido hay que acabar con ellas, algunos nos quieren hacer creer que la motivación para la creación, debe ser la remuneración económica, yo creo que eso no es del todo cierto, las motivaciones pueden ser muy abstractas y diversas, pueden ser la autorrealización, la simple satisfacción o el deseo altruista de ayudar, espero que con estos pequeños (bueno ni tanto) post puedan reflexionar en las implicaciones sociales que tiene que cada vez más nos aproximemos a una sociedad de control mientras que nos hacen creer que vamos hacia una sociedad de la información abierta y libre, hay que luchar para que eso no sea un simple espejismo sino una realidad.

Saludos.


Hace algún tiempo una buena amiga de la Facultad escuchó un poco sobre mi proyecto de tesis, al parecer, le gustó tanto que decidió hacerme promoción y durante algunas semanas si me la encontraba con alguien, a ese alguien le platicaba y así pude hablar con más personas sobre mi tema, esta persona también me ayudó a encontrar al que espero siga queriendo ser mi asesor de tesis, digo espero porque con mis cargas de trabajo, enfermedades y otras cosas no le he entregado unos avances que me había pedido, pero bueno ese no es el caso, esta buena amiga fue y también le contó a uno de los mejores profesores que tuve en mi carrera y en algún momento estuvo la idea de que yo fuera a su clase a dar una breve plática sobre mi tema, la plática nunca se pudo dar, en parte por desidia mía y en parte porque también me imponía un poco hablar en la clase de ese profesor que yo admiro bastante, pero el caso es que de eso ya pasaron algunos meses y hoy por alguna extraña razón me surgió la duda de ¿qué demonios les hubiera expuesto en esa clase? ¿qué les hubiera dicho?, ¿cómo hubiera sintetizado en 1 hora todo lo que les quiero decir?, pues bueno, esto es un intento por responder a esas preguntas.

Espero que entiendan que lo que voy a hacer aquí es en parte reflexión, en parte opinión y otra parte investigación que he realizado, tal vez no haya un hilo conductor del asunto o tal vez brinque de un tema a otro pero espero que todo tenga coherencia, les pido a los lectores que se imaginen que están en un salón de clases y de repente llega un tipo que no conocen (en este caso yo) y les dicen que viene a hablar de un tema raro que “tiene que ver con computadoras, libertad, internet y esas cosas” jajaja.

Cuando comencé a escribir esto, me salieron entre 7 y 8 cuartillas lo cual creo es mucho para un post, vamos pues que ni yo me aguantaría leer tanto en un post, así que he decidido dividir este post en dos o tres partes por lo que si de repente corto abruptamente, es por esto y seguramente al poco tiempo publicaría la continuación, pero bueno ya fue mucho preámbulo, así es cómo comenzaría:

Hola muchachos buenas tardes, hoy les vengo a hablar de ciertos temas que me intrigan y que creo que son de suma importancia para todos nosotros: la libertad (o más bien, las libertades) en el mundo en el que vivimos, desde el punto de vista de las tecnologías de la información (TIC).

El Futuro Digital

Imaginen un mundo en el que ya no existan las bibliotecas públicas (francamente en nuestro país están en vías de extinción), imaginen que cada vez que un profesor en clase les pida leer un libro, una buena parte del alumnado haga una exclamación negativa (no por la flojera de leer) sino porque no puede acceder a él, imaginen un mundo en el que las contraseñas de sus computadoras no las tengan ustedes sino una agencia gubernamental o una empresa privada, imaginen un mundo en el que sus amigos no les puedan prestar, regalar, copiar, pasar, etc. su música, sus libros, sus revistas, sus cómics, sus programas de TV, sus programas informáticos, sus trabajos escolares, etc. ¿Ya imaginaron ese mundo? ¿Sí?

Pues lo siento, me equivoqué en el título de este apartado, el título no debería “El Futuro digital” sino “El Presente Digital”, porqué digo esto, porque gran parte de las cosas que les pedí que imaginaran ya están en marcha, o están en proceso de ponerse en marcha, no sólo en México sino a nivel mundial.

A últimas fechas estamos sufriendo ataques “invisibles” a nuestra libertad y no hacemos nada, alrededor del mundo se están configurando bloques (principalmente políticos y económicos o la combinación de ambos) que buscan que todo ese mundo en el que producimos, compartimos, modificamos y distribuimos conocimiento se acabe.

Nuestros Gobiernos y “la Industria” en nuestra contra.

Tal vez ustedes no hayan oído hablar de ACTA, Ley Sinde, Ley Manzanero, HADOPI y muchas más, todas estas son siglas o nombres de leyes y acuerdos regionales o internacionales que buscan minar la forma en la que interactuamos en la red.

ACTA: es el acrónimo para Anti-Counterfeiting Trade Agreement o en español, Acuerdo Comercial Anti-Falsificación, en él participan países de los 5 continentes entre los cuales se encuentra México. Este tratado fue negociado en total hermetismo y secrecía por los gobiernos involucrados durante los últimos tres años ¿qué cosa podrían estar negociando a nuestras espaldas y sin nuestro consentimiento nuestros gobiernos?, no fue sino hasta el 21 de Abril de 2010, luego de muchas presiones de grupos en contra de este acuerdo, pero sobre todo de presiones de parte del Parlamento Europeo que se “liberó” el borrador del acuerdo con el que han estado trabajando nuestros gobiernos desde 2007.

Ley Sinde: Es un paquete de reformas a las leyes de propiedad intelectual y derechos de autor que forma parte de un paquete de leyes mayor, llamado LES (Ley de Economía sostenible) que fue propuesta a inicios de 2010 en España, la Ley Sinde lleva ese nombre por su principal impulsora, Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura española, el objetivo de esta Ley es endurecer las penas a quienes infrinjan las leyes de derechos de autor, las penas pueden ir desde “cortones” temporales o totales para los usuarios, hasta sanciones económicas y/o encarcelamiento.

Ley Manzanero: Al igual que “Sinde”, es un paquete de reformas que ya fue aprobado en México y que modifica algunos artículos del Código Penal Federal y de la Ley de Propiedad Intelectual y que básicamente lo que hace es perseguir de oficio todas las infracciones a la propiedad intelectual y violación a derechos de autor. (A saberse, que un delito sea perseguido “de oficio” significa que no es necesario que el titular de los derechos haga una denuncia para que se persiga el delito, sino que se persigue sin denuncia de las partes involucradas). El nombre de la ley se debe a que uno de sus principales impulsores es el conocido intérprete y compositor yucateco Armando Manzanero.

HADOPI: El 24 de junio de 2009 en Francia, fue presentada la propuesta de crear una autoridad para el control y la supervisión de los contenidos en Internet, dicha propuesta es mejor conocida como Ley HADOPI por Haute Autorité pour la Diffusion des œuvres et la Protection des droits sur Internet (Alta Autoridad por la Difusión de Obras y la Protección de Derechos en Internet) y es conocida por ser una “Ley de los 3 strikes” ya que se basa en tres “avisos”, cada uno con un tono cada vez más amenazador en el que se “invita” a dejar de utilizar contenido ilegal, o de lo contrario, se podrían tomar acciones legales muy parecidas a las que propone la Ley Sinde.

Todas las anteriores si bien tienen orígenes diferentes y en algunos casos “persigan” cosas aparentemente diferentes, tienen algo en común, el control, la restricción y la limitación.

¿De qué? Pues no de otras cosas sino del conocimiento, de la neutralidad de la red y de las libertades que residen en ella. Y es que aunque todas las leyes y acuerdos antes mencionados tiene una cara “legal” que las hace ver como protectoras de los derechos de autor, los derechos en internet o la protección a la propiedad intelectual, no hacen otra cosa sino tenernos controlados.

Pero vayamos por partes en esto, mañana hablaré sobre la libertad y cómo ésta, lejos de llegar a más lugares gracias a la propagación de las tecnologías de la información, está siendo cada vez más limitada, limitando por supuesto también la manera en la que compartimos información y conocimiento.

Saludos.


Hace ya varios días que leí esto en Nación Red sin embargo por diversos problemas que he tenido esta semana no había tenido el tiempo de abordar el tema y es que para quienes no lo sepan, en 2007, el bloguero Kareem Amer fue encarcelado y condenado a 4 años de prisión por publicar una serie de posts que “desfavorecían” al régimen egipcio, los delitos: “difundir información que altera el orden público y perjudica la reputación del país, la incitación al odio al Islam y difamación del Presidente de la República”.

Actualmente Kareem ha cumplido más de 1,270 días en prisión y varias ONG’s, como Reporteros Sin Fronteras; la Red Árabe por la información de Derechos Humanos (ANHRI) y la Hisham Mubarak Law Center (HMLC) además de organizaciones de la talla de la ONU, han exigido su liberación, hasta el momento el régimen egipcio ha hecho caso omiso.

Si quieren actuar para presionar al gobierno Egipcio a liberara a este preso de conciencia, pueden ir a la página Free Kareem ahí pueden ayudar también al propio Kareem escribiéndole y expresándoles su apoyo, la página está en inglés (lo cual se agradece) ofrecen también traducciones del egipcio y ayuda mucho más a esparcir el mensaje.

Desgraciadamente la situación de Kareem no es la única en el mundo, por ejemplo, hace pocos días en México por fin se resolvió el asunto de las indígenas Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio quienes junto con Jacinta Francisco Marcial (otra indígena otomí) en 2009, habían sido sentenciadas a 21 años de prisión por el supuesto secuestro de 6 policías federales, la verdad es que los casos son diferentes per en esencia guardan un factor en común, la incapacidad del Estado por garantizar una verdadera seguridad, para quienes no sepan del tema la seguridad no sólo es pública, cuando uno habla en términos de seguridad, esta se refiere a un espectro mucho más amplio al de la simple persecución de delitos, el término seguridad significa que nosotros como ciudadanos tengamos la garantía por parte de nuestro Estado de que nuestros derechos y libertades pueden ser resguardados, así pues el Estado es quien debe velar por la Libertad de Expresión (en el caso de Kareem), por la correcta aplicación de la ley (en el caso de las indígenas otomís), por el derecho a la privacidad, por la libre difusión del conocimiento, etc.

Esto también lo escribo, porque en pasados días presenté una especie de borrador de mi protocolo de Tesis, en él uno tiene (entre muchas otras cosas que me están sacando canas verdes jeje) que problematizar el tema a desarrollar y parte de lo que escribía en ese borrador era que casos como el de Kareem había en todo el mundo pero que también había otras cosas de que preocuparnos como las recientes (bueno algunas no tan recientes) configuraciones a nivel mundial que se están dando en contra de la neutralidad de Internet.

Aquí en este blog he hablado constantemente de este tipo de ataques alrededor del mundo, ejemplos de esto son ACTA, la Ley Sinde y la Ley HADOPI, si no saben que son estas siglas, aquí les dejo un pequeñísimo resumen de que son:

Acta:

  • El 21 de abril de 2010, luego de fuertes presiones de varios grupos alrededor del mundo, pero sobre todo, presiones de parte del Parlamento Europeo, fue “liberado” (pues era secreto) el texto de las negociaciones del Anti-Counterfeiting Trade Agreement (Acuerdo Comercial Anti Falsificación), mejor conocido como ACTA, un acuerdo que estaba siendo negociado en secreto (los últimos 3 años) por varios países del mundo (incluido México) y que básicamente busca tener acceso a las computadoras de todos los ciudadanos de los países miembros para determinar el tipo de contenidos que estas tienen para así, aplicar penas más severas (cortes temporales o permanentes del servicio de Internet, llegando incluso a encarcelamiento) para todos aquellos que infrinjan las leyes de derechos de autor en medios electrónicos, principalmente en Internet.

Ley Sinde:

  • En febrero de 2010 fue presentada en España, como parte de la Ley de Economía Sostenible (LES), la Ley Sinde, llamada así por el nombre de su impulsora, Ángeles González-Sinde Ministra de Cultura del Gobierno Español, dicha Ley, al igual que ACTA, busca severizar las penas para todos aquellos que infrinjan las leyes de derechos de autor, copyright y parecidos.

Ley HADOPI:

  • El 24 de junio de 2009 en Francia, fue presentada la propuesta de crear una autoridad para el control y la supervisión de los contenidos en Internet, dicha propuesta es mejor conocida como Ley HADOPI por Haute Autorité pour la Diffusion des œuvres et la Protection des droits sur Internet (Alta Autoridad por la Difusión de Obras y la Protección de Derechos en Internet) y es conocida por ser una “Ley de los 3 strikes” ya que se basa en tres “avisos”, cada uno con un tono cada vez más amenazador en el que se “invita” a dejar de utilizar contenido ilegal, o de lo contrario, se podrían tomar acciones legales como el corte temporal o total del servicio de Internet, llegando hasta la cárcel.

Como vemos alrededor del mundo se están endureciendo medidas que atentan directamente contra la neutralidad de la red y atentan contra nuestros derechos, ya sea nuestros derechos como usuarios o consumidores de internet o como ciudadanos, es en este sentido en el que hablaba de que el estado es quien debería garantizar el respeto a nuestros derechos sin embargo están haciendo todo lo contrario es por ello que tenemos que forjar lazos de unión entre las diversas comunidades alrededor del mundo para evitar esto, es una especie de “ciudadanía virtual” que tenemos que ejercer para evitar asuntos como el de Kareem y como el de muchos más bloggers alrededor del mundo que son pisoteados en sus derechos, así mismo en el caso de las indígenas también a través de esta ciudadanía virtual, podemos ejercer presión para que se esclarezca un caso que si bien no tuvo nada que ver con los derechos de los usuarios o con la neutralidad de la red, son igualmente indignantes y definitivamente no los podemos permitir.

Saludos.


Hace no mucho en este blog le hablé sobre un estudio que realizó Reporteros Sin Fronteras llamado “Los enemigos de Internet“, pues bien, hoy, 3 de mayo, como parte del Día Internacional de la Libertad de Prensa (y los 25 años de de la existencia de Reporteros Sin Fronteras), dicha organización ha publicado un libro de fotografías llamado “101 Fotografías por la Libertad de Prensa“, en él se pueden apreciar algunas de las fotografías más emblemáticas de los últimos 25 años de la historia de la humanidad, sin embargo a la par de la publicación de este libro, también han publicado la lista de “Los 40 depredadores de la Libertad de Expresión” la cuál como su nombre lo indica, habla de los 40 Políticos; Jefes de Estado; Jefes religiosos; Milicias; u Organizaciones Criminales que atentan contra la Libertad de Expresión.

La lista es la siguiente:

  • Abdallah ibn Abdulaziz Al-Saud (Rey de Arabia Saudita)
  • Alí Abdallah Saleh (Presidente de Yemen)
  • Alexandre Lukachenko (Presidente de Bielorusia)
  • Alí Jamenei (Guía Supremo de la República de Irán)
  • Bachar el-Assad (Presidente de Siria)
  • Carteles de Sinaloa; El Golfo y; Juárez (México)
  • Chummaly Sayasone (Jefe de Estado de Laos)
  • Euskadi ta Askatasuna (ETA; España)
  • Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC; Colombia)
  • Brazo Armado de HAMAS (Franja de Gaza)
  • Fuerzas de Defensa Israelíes (Israel)
  • Fuerzas de Seguridad de la Autoridad Palestina (Franja de Gaza)
  • Gotabhaya Rajapakse (Secretario de Defensa y hermano menor del Presidente de Sri Lanka)
  • Grupos Armados Nepaleses (Nepal)
  • Gurbanguly Berdymukhamedov (Presidente de Turkmenistán)
  • Hu Jintao (Presidente de la República y Secretario General del Partido Comunista Chino)
  • Ilham Aliev (Presidente de Azerbaiyán)
  • Islam Karimov (Presidente de Uzbekistán)
  • Issaias Afeworki (Presidente de Eritrea)
  • Kim Jong-il (Presidente de Corea del Norte)
  • Milicias Privadas (Filipinas)
  • Mahmud Ahmadinejad (Presidente de Irán)
  • Al Shabaab, Hizb-Al-Islam (Milicias Islamistas Armadas de Somalia)
  • Molá Mohammad Omar (Jefe de los Talibanes en Afganistán)
  • Mswati III (Rey de Suazilandia)
  • Muamar El Gadafi (Jefe de Estado y Guía de la Revolución en Libia)
  • Nong Duc Manh (Secretario General del Partido Comunista en Vietnam)
  • Nursultan Nazarbayev (Presidente de Kazajistán)
  • Ogbonna Onovo (Inspector General de la Policía Nacional de Nigeria)
  • La MAFIA (Italia)
  • Paul Kagamé (Presidente de Ruanda)
  • Ramzan Kadyrov (Presidente de Rusia)
  • Raúl Castro (Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros en Cuba)
  • Robert Mugabe (Presidente de Zimbabue)
  • Teodoro Obiang Nguema (Presidente de Guinea Ecuatorial)
  • Than Shwe (Jefe de la Junta de Birmania)
  • Vladimir Putin (Primer Ministro de Rusia)
  • Yahya Jammeh (Presidente de Gambia)
  • Zine el-Abidine Ben Alí (Presidente de Túnez)
  • Águilas Negras (Colombia)

Ahí está la lista de los 40 depredadores de la Libertad de Expresión, si quieren explorar aún más sobre los terribles personajes que nombré arriba, sólo tienen que ir a este enlace de Reporteros Sin Fronteras.

Como vemos la lucha de la Libertad de Expresión se libra en casi todo el mundo y en muchos países, siendo la “zona” más afectada, la de Europa del Este, Medio Oriente, África y algunas zonas de Asia, sin embargo nosotros los mexicanos, desgraciadamente y como decimos aquí, “no cantamos mal las rancheras” pues México aparte de estar considerado en esta lista negra, por la participación del narcotráfico (que cada vez toma más relevancia en nuestras vidas), también tiene otros problemas que pueden o no estar relacionados con el anterior como la violencia en Juárez, las muertas de Juárez, las balaceras en Michoacán, la violencia en Guerrero, asesinatos y descabezados en Morelos, etc. en fin, todo nuestro país está rodeado por la violencia y para los fines de los estudios de Reporteros Sin Fronteras, también debemos recordar que al menos en Latinoamérica tenemos la deshonrosa fama de ser el país más peligroso para ejercer el periodismo.

Si a todo esto le sumamos que en cuanto a acceso a la información también somos considerados como “Enemigos” pues al final en verdad que estamos jodidos.

Pero entonces qué podemos hacer?, pues es muy fácil, cada uno desde “nuestras trincheras” debe hacer eco de estos estudios, para exigir a nuestras autoridades que estos y otros problemas se resuelvan, en el caso particular de este blog, siempre he luchado por la libertad de expresión, y la lucha por los derechos de los usuarios en Internet y es que como bien dijo la presidenta de Reporteros Sin Fronteras en España, María Dolores Masana, justamente en el marco del Día Internacional de la Libertad de Prensa:

La batalla por la libertad de expresión se librará en Internet

Y es que con acuerdos internacionales como el ACTA o propuestas de ley como la Ley Sinde (que por cierto se aprobó) hoy en día esa libertad que nos proveía (y aún lo hace) Internet, también se está viendo amenazada y lo peor de todo, lo están haciendo frente a nuestras narices y no decimos nada, principalmente porque nos creemos los discursos con los que nos “venden” este tipo de leyes y acuerdos, por favor, hay que abrir los ojos, la libertad de internet, no es bajarte todo lo que puedas gratuitamente (esa sólo es una visión miope del asunto), la libertad de expresión es un ejercicio que debemos llevar a cabo todos los días, donde nosotros creamos y compartimos información y conocimiento, esa libertad que no debería ser limitada o minada por nadie, nos está siendo arrebatada.

Afortunadamente hay organizaciones como Reporteros Sin Fronteras a quienes por cierto felicito por sus 25 años de lucha que no descansan ni descansarán hasta que las cifras de periodistas y comunicadores violados (en sus derechos), muertos o encarcelados (por sus opiniones), llegué a cero en todo el mundo.

Espero que en este Día Internacional de la Libertad de Prensa todos y cada uno reflexionemos sobre el mundo y la realidad en la que vivimos para que cada quien desde su espacio, pueda hacer algo.

Saludos.