Posts etiquetados ‘Derechos Digitales’


Si estas buscando el contenido de este post, ahora lo puedes encontrar aquí:

http://www.libertadzero.com/2010/10/12/mexico-casi-fuera-de-acta/

Recuerda que nos mudamos a http://www.libertadzero.com

Saludos.

Anuncios

Si estas buscando el contenido de este post, ahora lo puedes encontrar aquí:

http://www.libertadzero.com/2010/06/16/y-tu-%C2%BFbajas-o-compras/

Recuerda que nos mudamos a http://www.libertadzero.com

Saludos.


Estaba buscando unos asuntos en Internet, cuando me topé con esta información que ya tiene mucho tiempo en la red, sin embargo la considero extremadamente necesaria para todo aquel que tenga una empresa y que se enfrente a los típicos problemas de las licencias del software, la actualización de equipos y la piratería.

Pues bien, estaba leyendo unos artículos de León Felipe Sánchez (@lion05 en Twitter) y uno de ellos se llama “¿Qué hacer si te visita la BSA?”, para todos aquellos que no lo sepan (yo tampoco lo sabía hasta que leí el artículo), la BSA es la “Business Software Alliance” o en castellano, la “Alianza de Software de Negocios” y es una organización que agrupa y defiende los intereses de algunas de las compañías más importantes en cuanto a desarrollo de software, sólo por mencionarles algunos nombres, en esta alianza se encuentran Microsoft, Apple, Adobe, CISCO, Dell, HP, IBM, entre muchas otras.

El asunto es que la BSA al defender los intereses de estas compañías funciona como una especie de “policía del software” entonces si un individuo llega a tu empresa de parte de la BSA y encuentra “irregularidades” (software pirata se me hace el caso más común) pueden ejercer ciertas medidas que van desde invitarte a cursos y talleres para la regularización de tus equipos, hasta “ir de chismosos” con el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) para que ellos tomen acciones legales en tu contra.

Ahora bien, ojalá viviéramos en el mundo feliz en el que estos individuos de la BSA, hicieran bien su trabajo y fueran éticos, sin embargo por el desconocimiento de parte de las empresas de la existencia de la BSA y de lo que pueden hacer, muchas veces los de la BSA abusan de la ignorancia y se atribuyen acciones que no deberían tener, es por ello que León Felipe Sánchez, como buen abogado, nos ayuda y nos dice en ese artículo qué es lo que la BSA puede hacer y qué es lo que no, además de darnos unas recomendaciones para evitar abusos de parte de esta organización, a continuación les dejo parte de ese post:

Mito 1.-La BSA es una autoridad.

Falso. La BSA NO es una autoridad. Como le mencioné, es una organización que agrupa a varias empresas fabricantes de software pero, contrario a lo que les gusta hacer creer a la gente, ellos no son ninguna autoridad.

Mito 2.- La BSA me puede multar.

Falso. La BSA, al NO ser autoridad, no te puede sancionar de ninguna forma. Eso no quiere decir que no puedan intentar alguna acción en tu contra si efectivamente se demuestra que estás cometiendo alguna infracción o delito en contra de sus representados.

Mito 3.- La BSA puede entrar a mi negocio, inspeccionar mis máquinas y clausurarme o confiscar mis equipos.

Falso. La única forma en que pueden entrar a tu oficina es con una orden judicial en donde se exprese con toda precisión el lugar que ha de catearse y los objetos que se buscan.

Mito 4.- La BSA me puede pedir informes sobre las licencias del software de mi empresa.

Falso. Sentirte obligado a proporcionar información sobre las licencias del software de tu empresa a la BSA es tanto como sentirte obligado a entregarle información de tu contabilidad a cualquier persona que se le ocurra pedirte dicha información. De hecho, el solicitar información con tono “obligatorio” es una táctica común que utiliza la BSA para construir su caso en contra de tu empresa. Por ejemplo, utilizan los diferentes canales como los programas de actualización de software de diferentes empresas para solicitar información como la razón social de tu empresa, de las empresas filiales en su caso, tamaño de la empresa, número de computadoras, programas que se utilizan, versiones, etc. luego, esa información la utilizan para que el inspector del IMPI vaya a tu empresa con una orden de visita de inspección y continuar recabando datos que luego podrán utilizar en tu contra. Así que cuidado con la información que proporcionas en este rubro y sobre todo fíjate a quién y porque se la estás proporcionando. A veces quien se presenta como tu “amigo” que quiere apoyarte para estar al día en tecnología es, en verdad, el enemigo que está viendo como obtiene tu información.

¿Qué hacer en caso de que se presente en tu oficina un representante de la BSA?

  1. Solicitarle que se identifique.
  2. Corroborar con la BSA que efectivamente sea una persona acreditada por dicha organización.
  3. Solicitar que exhiba su poder en original o copia certificada. OJO en este poder debe de otorgar facultades cada una de las empresas fabricantes de software para que sea válido. Empresa que no otorgue el poder, es empresa que no está representada. Así, si nos presentan un poder otorgado por una sola empresa, entonces las demás no estarán representadas.
  4. Solicitar el catálogo de todas y cada una de las obras cuya titularidad corresponde a las empresas que integran la BSA para verificar de que programas estamos hablando.
  5. Si no cuenta con una orden judicial, dar las gracias y no proporcionar mayor información.
  6. Si el requerimiento se hace por escrito expedido por la BSA o algún despacho de abogados, está en ti valorar si proporcionas o no la información, sin embargo, si no es un requerimiento judicial, NO estás obligado a proporcionar ninguna información aunque te la soliciten por escrito y te digan que tienes 5 días para responder o te caerá la maldición de Kalimán si no respondes.

Ahora bien, porqué consideré importante este post, pues bien, hace no mucho en este blog, les hablé sobre una noticia que leí en el Reforma, en la que según un estudio, cerca del 60% de las empresas en México usaban software pirata, esto es algo muy preocupante y no porque me ponga del lado de “las pobres empresas que pierden millones de dólares al año por concepto de piratería” (lo cual no es necesariamente cierto) sino que lo digo por los problemas que puede acarrear tener software “pirata” en una empresa.

Entiendo que estemos en un periodo de crisis en el que hay que optimizar recursos (tanto en la Administración Pública como en la privada) pero optimizar no siempre significa recortar personal y reducir gastos, significa saber aprovechar lo que tenemos y en la medida de lo posible, adoptar nuevas medidas para hacer (con lo que tenemos) más, mucho más, esto es algo que no han entendido ni nuestro Gobierno, ni las empresas mexicanas, siempre buscan ahorrarse unos cuantos pesos en lugar de investigar bien cuáles son las opciones que tienen.

Como les decía hay varios problemas que involucran el uso de software pirata, el primero (y que nos quieren hacer creer que es lo más grave) es la violación de las licencias.

Aquí en repetidas ocasiones he dicho que si bien no apoyo nada al software privativo, reconozco que el software pirata sí es un delito, al fin y al cabo estamos violando un documento legal que se supone que aceptamos al instalar determinado software qué se cumplan o no las cláusulas, que leamos o no las licencias, eso es problema tanto de las autoridades en el primer caso como nuestra en el segundo, yo he dicho aquí que es grave que no le prestemos atención a las licencias del software, es cómo si nos venden una casa y no leemos el contrato, yo creo que poco serían tan aventurados ¿no?, ¿entonces porqué no somos igual de precavidos en el caso del software?

El segundo problema con el software pirata (y aquí sí creo que es la parte grave) es la que tiene que ver con la estabilidad, al no haber garantía sobre el producto que compramos, este puede ser suceptible a fallos imprevistos que pueden comprometer seriamente nuestra información. Tal vez en el caso de nuestras computadoras personales no sea tan grave perder algo de nuestra información, pero en el caso de una empresa o en el caso de una dependencia gubernamental sí puede ser muy grave.

Aunado a esto vienen los problemas de la seguridad, al no estar actualizado, el software pirata puede ser más propenso a ataques de crackers y de virus mal intencionados, además de que también desde la venta del producto, nosotros no tenemos la garantía de que nuestro “proveedor pirata” no nos esté vendiendo cosas de más, es decir, ¿quién nos garantiza que no le agregaron algún programa para rastreo de contraseñas o para robo de información? Hay que tener cuidado.

Ahora bien todo este choro no serviría de nada sin un consejo parroquial y obviamente por el carácter de este blog, la recomendación obvia sería: USEN SOFTWARE LIBRE.

Las razones son muchas, pero para el caso que hoy nos atañe:

  • No existe la piratería, esto se debe a que gracias a las libertades que nos otorga este tipo de software, compartir, modificar o copiar no son vistos como delitos, sino que son vistos como elementos necesarios para la evolución del software y para el mejoramiento de la experiencia con el usuario y por ende con la comunidad, es por ello que los conceptos de “original” y “copia” no existen, por lo tanto tampoco existe la piratería.
  • Generalmente son sistemas más seguros, no me voy a meter en cuestiones técnicas que la verdad ni manejo) pero para ponerlo simple, la mayoría de los virus están hechos para la arquitectura de los sistemas operativos de Microsoft, por lo que al “entrar” en una arquitectura diferente (como lo es la de los entornos GNU/Linux o Free BSD, por mencionar los más conocidos) los virus simplemente “no funcionan”.
  • Otro aspecto a resaltar en cuanto a seguridad es que al tener una comunidad de desarrolladores en todo el planeta, los programas de software libre se someten a más revisiones y cuándo se encuentra algún error (“bug”), rápidamente es identificado y resuelto por la comunidad o por la empresa desarrolladora.
  • En cuanto a costos, éstos se reducen dramáticamente frente a los costos del software propietario o privativo, esto no quiere decir que se reduzcan a cero (aunque hay casos en los que sí pasa).

En resumen, el software libre nos ofrece una alternativa poderosa, económica (en la mayoría de los casos), segura y sin riesgos de piratería, por lo que mi consejo en caso de que llegue la BSA y ustedes tengan software libre es que los manden muy muy lejos (por no decir otra cosa jaja).

Saludos.


En este blog en repetidas ocasiones he hablado de ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement; Acuerdo Comercial Anti-Falsificación), sin embargo gracias a un Tweet de @lion05 León Felipe Sánchez me encontré con un folleto que explica ACTA a la perfección y de manera gráfica, espero que si no han tenido el tiempo para saber qué es ACTA y las implicaciones que tiene sobre nuestras vidas, puedan leer este folleto.

Por cierto el folleto proviene de la organización Derecho a Leer que surgió a manera de apoyo al profesor Horacio Potel, a saberse el profesor Potel fue denunciado ante instancias judiciales argentinas, su delito, difundir a través de internet textos de célebres filósofos como NietzscheDerridaHeidegger.

Ahí tienen una prueba más de lo que quieren hacer los que promueven tratados y acuerdos como ACTA.

Saludos.


Hace ya varios días que leí esto en Nación Red sin embargo por diversos problemas que he tenido esta semana no había tenido el tiempo de abordar el tema y es que para quienes no lo sepan, en 2007, el bloguero Kareem Amer fue encarcelado y condenado a 4 años de prisión por publicar una serie de posts que “desfavorecían” al régimen egipcio, los delitos: “difundir información que altera el orden público y perjudica la reputación del país, la incitación al odio al Islam y difamación del Presidente de la República”.

Actualmente Kareem ha cumplido más de 1,270 días en prisión y varias ONG’s, como Reporteros Sin Fronteras; la Red Árabe por la información de Derechos Humanos (ANHRI) y la Hisham Mubarak Law Center (HMLC) además de organizaciones de la talla de la ONU, han exigido su liberación, hasta el momento el régimen egipcio ha hecho caso omiso.

Si quieren actuar para presionar al gobierno Egipcio a liberara a este preso de conciencia, pueden ir a la página Free Kareem ahí pueden ayudar también al propio Kareem escribiéndole y expresándoles su apoyo, la página está en inglés (lo cual se agradece) ofrecen también traducciones del egipcio y ayuda mucho más a esparcir el mensaje.

Desgraciadamente la situación de Kareem no es la única en el mundo, por ejemplo, hace pocos días en México por fin se resolvió el asunto de las indígenas Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio quienes junto con Jacinta Francisco Marcial (otra indígena otomí) en 2009, habían sido sentenciadas a 21 años de prisión por el supuesto secuestro de 6 policías federales, la verdad es que los casos son diferentes per en esencia guardan un factor en común, la incapacidad del Estado por garantizar una verdadera seguridad, para quienes no sepan del tema la seguridad no sólo es pública, cuando uno habla en términos de seguridad, esta se refiere a un espectro mucho más amplio al de la simple persecución de delitos, el término seguridad significa que nosotros como ciudadanos tengamos la garantía por parte de nuestro Estado de que nuestros derechos y libertades pueden ser resguardados, así pues el Estado es quien debe velar por la Libertad de Expresión (en el caso de Kareem), por la correcta aplicación de la ley (en el caso de las indígenas otomís), por el derecho a la privacidad, por la libre difusión del conocimiento, etc.

Esto también lo escribo, porque en pasados días presenté una especie de borrador de mi protocolo de Tesis, en él uno tiene (entre muchas otras cosas que me están sacando canas verdes jeje) que problematizar el tema a desarrollar y parte de lo que escribía en ese borrador era que casos como el de Kareem había en todo el mundo pero que también había otras cosas de que preocuparnos como las recientes (bueno algunas no tan recientes) configuraciones a nivel mundial que se están dando en contra de la neutralidad de Internet.

Aquí en este blog he hablado constantemente de este tipo de ataques alrededor del mundo, ejemplos de esto son ACTA, la Ley Sinde y la Ley HADOPI, si no saben que son estas siglas, aquí les dejo un pequeñísimo resumen de que son:

Acta:

  • El 21 de abril de 2010, luego de fuertes presiones de varios grupos alrededor del mundo, pero sobre todo, presiones de parte del Parlamento Europeo, fue “liberado” (pues era secreto) el texto de las negociaciones del Anti-Counterfeiting Trade Agreement (Acuerdo Comercial Anti Falsificación), mejor conocido como ACTA, un acuerdo que estaba siendo negociado en secreto (los últimos 3 años) por varios países del mundo (incluido México) y que básicamente busca tener acceso a las computadoras de todos los ciudadanos de los países miembros para determinar el tipo de contenidos que estas tienen para así, aplicar penas más severas (cortes temporales o permanentes del servicio de Internet, llegando incluso a encarcelamiento) para todos aquellos que infrinjan las leyes de derechos de autor en medios electrónicos, principalmente en Internet.

Ley Sinde:

  • En febrero de 2010 fue presentada en España, como parte de la Ley de Economía Sostenible (LES), la Ley Sinde, llamada así por el nombre de su impulsora, Ángeles González-Sinde Ministra de Cultura del Gobierno Español, dicha Ley, al igual que ACTA, busca severizar las penas para todos aquellos que infrinjan las leyes de derechos de autor, copyright y parecidos.

Ley HADOPI:

  • El 24 de junio de 2009 en Francia, fue presentada la propuesta de crear una autoridad para el control y la supervisión de los contenidos en Internet, dicha propuesta es mejor conocida como Ley HADOPI por Haute Autorité pour la Diffusion des œuvres et la Protection des droits sur Internet (Alta Autoridad por la Difusión de Obras y la Protección de Derechos en Internet) y es conocida por ser una “Ley de los 3 strikes” ya que se basa en tres “avisos”, cada uno con un tono cada vez más amenazador en el que se “invita” a dejar de utilizar contenido ilegal, o de lo contrario, se podrían tomar acciones legales como el corte temporal o total del servicio de Internet, llegando hasta la cárcel.

Como vemos alrededor del mundo se están endureciendo medidas que atentan directamente contra la neutralidad de la red y atentan contra nuestros derechos, ya sea nuestros derechos como usuarios o consumidores de internet o como ciudadanos, es en este sentido en el que hablaba de que el estado es quien debería garantizar el respeto a nuestros derechos sin embargo están haciendo todo lo contrario es por ello que tenemos que forjar lazos de unión entre las diversas comunidades alrededor del mundo para evitar esto, es una especie de “ciudadanía virtual” que tenemos que ejercer para evitar asuntos como el de Kareem y como el de muchos más bloggers alrededor del mundo que son pisoteados en sus derechos, así mismo en el caso de las indígenas también a través de esta ciudadanía virtual, podemos ejercer presión para que se esclarezca un caso que si bien no tuvo nada que ver con los derechos de los usuarios o con la neutralidad de la red, son igualmente indignantes y definitivamente no los podemos permitir.

Saludos.


Pues bien, la entrada pasada comencé con mis crónicas del FLISOL (Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre) en el INDESOL (Instituto Nacional de Desarrollo Social) y me quedé más o menos a la mitad, recapitulando un poco, la primera plática fue sobre la presentación de Ubuntu como alternativa de Sistema Operativo, una plática muy sencilla (obviamente tenía ese carácter) en la cual dos diseñadoras de la ENAP (Escuela Nacional de Artes Plásticas) hablaron sobre su experiencia con Ubuntu, tanto en la escuela como en la vida diaria, además forman parte del grupo Ubuntu México, que busca ser una comunidad de Ubunteros 100% mexicana, en la cual encontrarán foros de ayuda, tips y novedades de este Sistema Operativo que muchos odian, pero que también muchos amamos.

La segunda plática estuvo más orientada a los beneficios (nuevamente un poco técnicos) de la implementación de software libre en organizaciones civiles, el expositor es director de ActivArte y además es miembro de la red social “WiserEarth“, red de la que no les había hablado pero que básicamente es una red social para organizaciones civiles, el objetivo es vincular diversas organizaciones civiles alrededor del mundo.

Por último les hablé de la plática del Dr. Edmundo Arias quien es miembro del Instituto Mexicano de Tecnologías Apropiadas, él en su experiencia de trabajo nos contó sobre los diversos niveles de “apropiación” de las tecnologías y sobre cómo mientras en nuestro país no dejemos de sólo usar la tecnología y pasemos a “apropiarnos” de la misma, estaremos condenados a seguir en el subdesarrollo.

Si quieren leer más sobre las pláticas de las que les estoy hablando, créanme las abordé a detalle en la entrada anterior, ahí encontrarán mis crónicas mucho más detalladas, pero ahora pasemos a la continuación de dichas crónicas.

Después de la plática con el Dr. Edmundo, los organizadores decidieron que era hora de un pequeño descanso, pues la siguiente plática se daría vía teleconferencia desde Suecia con Carlos Kaiten @kaiten33 quien es un individuo bastante particular, pues es experto en temas de conocimiento colectivo y ahora mismo se encuentra en Suecia elaborando su maestría sobre el tema, la plática se llamó “La InnerNet y la nueva conciencia global”.

Sin duda podría hablar horas sobre lo que dijo, lo cual fue muy interesante, y sobre todo muy relacionado con el movimiento del software libre y su modelo de creación (modelo de Bazar, según el clásico de la literatura de software libre “La catedral y el bazar” de Eric S. Raymond, el cual pueden bajar libre y gratuitamente, desde mi página de Documentos), pero lo más rescatable de la plática fue una frase que me llamó mucho la atención, lo voy a parafrasear:

El siglo pasado muchos países del mundo se independizaron de sus metropolis, hoy en día el mundo enfrenta retos (como el calentamiento global, la creación de conocimiento colectivo, las pandemias globales, el hambre, etc.) que sólo pueden ser resueltos si los países del mundo firmaran un acta de interdependencia

Lo que Carlos Kaiten nos dijo, me marcó, pues en verdad mientras el siglo pasado hubo muchas “independencias” en este nuevo siglo, lo que ha prevalecido, o más bien la tendencia que deberíamos seguir, es la de la interdependencia, pues todos estamos “conectados” no sólo por la globalización (como concepto, político, económico, social) sino porque realmente los fenómenos que aquejan a la sociedad mundial tienen lo que Julio Garduño (de la plática de las organizaciones civiles y el software libre) llamó el fenómeno de lo “Glocal” y es que muchas veces la realidad que vemos en nuestro país o en nuestra comunidad (nuestra “localidad”) es muy probable que lo estén viviendo varias o todas las comunidades del mundo (nuestra “globalidad”) de ahí el término “Glocal”, por lo que la plática de Carlos Kaiten giró en el sentido de generar esta conciencia Glocal de creación de conocimiento colectivo, ahí la relación con el software libre pues ese mismo modelo (de creación) es el que existe para la producción, distribución y modificación del software.

La siguiente plática fue más técnica (ya se me estaba haciendo raro para un FLISOL jaja), fue una plática de Telefonía IP impartida por Juan Carlos Huerta de la empresa Nucleum quien ofreció soluciones a nivel empresarial y para las organizaciones civiles de telefonía de este tipo, al respecto y para quienes no lo sepan, la telefonía IP es (de forma muy básica pues yo lo entiendo así) que tu computadora tenga la capacidad de hacer y recibir llamadas, de hecho uno de los servicios más conocidos de telefonía IP es Skype.

Las ventajas de este tipo de telefonía es que los costos se reducen dramáticamente pues no utilizan la infraestructura de fibra óptica, que en el caso mexicano es propiedad casi exclusiva de TELMEX, al respecto sólo tengo que recordarles que México es el país con el Internet más caro del mundo (en la relación costo beneficio), por lo que este tipo de soluciones podrían ser ideales para cualquier organización.

Ya para terminar, la última plática a la que asistí fue la de el buen César Yáñez @Hokum_ quien es experto en temas de software libre (la verdad no le pregunté pero seguro que es ingeniero)y además miembro del grupo de usuarios de Net BSD y que habló (a pesar de lo que pensarían de un Ingeniero en un FLISOL jeje) de un tema bastante interesante y raro, la plática se llamó “Software Libre y utopía personal para la autosatisfacción”.

El tema fue, el cómo la creación o el modelo de creación que permite el software libre tiene un fuerte componente de autosatisfacción que no se ve influido por la remuneración económica o por el prestigio de los demás.

Es decir, el modelo de creación de software libre rompe con muchos esquemas de producción capitalista en los cuales se nos ha hecho creer que la motivación para la creación (de todo tipo, literaria, cultural, laboral, etc.) es simple y sencillamente la remuneración por nuestro trabajo, lo que encontró César es que esto no es necesariamente verdad, pues la mayoría de las veces las motivaciones que tenemos para hacer lo que hacemos son motivaciones de autosatisfacción.

Esto se relacionó mucho con todas las organizaciones civiles que asistieron a FLISOL pues el objetivo de estas organizaciones no es el lucro y sin embargo (y esto lo decía una monja que asistió al evento) no hay mejor recompensa que la sonrisa de una niña que ayudamos, esta monja era parte de una organización civil que ayuda a niñas maltratadas, entonces así entendemos que la satisfacción personal y la autorealización son fuertes motivadores del espíritu creativo del hombre.

Pues bien, con esto concluyen mis crónicas en el FLISOL, espero que les hayan sido útiles, tal vez en próximos días les tenga más noticias sobre esta sede de FLISOL, pues todas las pláticas fueron grabadas y prometieron que próximamente podríamos tener acceso a ellas, yo les aviso y así mejor se saltan estas crónicas y mejor lo ven directamente de sus locutores originales jeje.

Saludos.


Hoy después de un largo día en el FLISOL, me dediqué a “dominguear” con la novia, comimos, vimos unas películas una por cierto muy muy “palomera” en el canal 9 jeje, el asunto es que ya casi cuando me iba, alcancé a ver unas PC Magazine que estaban medio arrumbadas, así que decidí agarrarlas y llevármelas para mi lectura de viaje (es un largo viaje de casa de mi novia a la mía), las PC Magazine eran ya “arcaicas” (claro en términos de cómo se “mueve” la tecnología y lo que significa escribir una revista de tecnología, esta se vuelve anticuada prácticamente al mes de su publicación), eran revistas de marzo-abril de 2008.

Pero el tiempo que ha transcurrido desde la publicación no es el asunto, lo importante es que literalmente rescaté un artículo muy interesante de Dan Costa llamado “Los aros de EULA EULA”, para quienes no lo sepan, EULA es el acrónimo de End User License Agreement o Contrato de Licencia para Usuario Final, este tipo de licencias, las vemos frecuentemente, sin embargo pocas veces o nunca reparamos en analizarlas.

Estas son las licencias de uso que aparecen justo después de dar los primeros “clicks” para instalar un programa (bueno un programa cerrado, privativo, propietario, como quieran llamarlo), el asunto con estas licencias es que no nos damos cuenta de lo que “aceptamos” y estoy seguro que si las leyéramos muchas veces no nos gustaría tanto lo que dicen.

El ejemplo que usa Dan Costa es el de la licencia EULA de iTunes, al respecto debo decir que al ser una edición (de la revista) de 2008, la versión de iTunes de la que habla, también es vieja y puede que dichos términos ya no se encuentren en la licencia actual, pero siendo sinceros, no creo que hayan cambiado una sola línea, aunque de todos modos lo que quería ejemplificar aquí, son las condiciones que pueden imponernos este tipo de licencias:

Apple y sus licenciatarios se reservan el derecho de cambiar, suspender, eliminar o deshabilitar el acceso a cualquier servicio en todo momento sin dar aviso. Bajo ninguna circunstancia será responsable Apple de la eliminación o la deshabilitación de cualquier del acceso a cualquiera de estos servicios

Entonces lo que vemos aquí es que nosotros los usuarios finales estamos aceptando términos en los que generalmente no quedamos muy favorecidos, Dan Costa da varios ejemplos, como el de los servicio de Yahoo! en los cuales al aceptar la licencia de uso, estamos accediendo a que cualquier problema legal que pudiésemos tener con la compañía, tendría que ser resuelto en las cortes del condado de Santa Clara, California, así que si no viajas a dónde está Yahoo!, no puedes “pelear” contra ellos.

Estos son algunos de los problemas que podríamos tener con aceptar este tipo de licencias y por si aún no captan la magnitud del problema, este tipo de licencias nuca nos dejan negociar (que en esencia es lo que se hace para cualquier contrato), entonces este tipo de contratos son inescrupulosos porque sitúan en una posición de poder inalcanzable a una de las partes (en este caso las empresas que desarrollan este tipo de programas), esto, si no me falla la memoria en cuanto a mis clases de Derecho, significa que ante “esta ley” no somos iguales por lo que el contrato atenta contra los derechos de los usuarios.

Ahora bien, podría surgir la pregunta ¿cómo librarnos de las EULA?, ante esto Dan Costa da más bien una explicación de que en las cortes en Estados Unidos se empiezan a dar cuenta de los problemas que suponen este tipo de licencias (e incluso habla de casos en los que se falló a favor del usuario, como en el caso Gatton vs T-Mobile), sin embargo no habla de ninguna solución en particular, pero eso no significa que no exista.

Al contrario, aquí es donde entra el tema central de este blog, el software libre, aquí en el blog, he destinado infinidad de entradas para hablar de las bondades del software libre, ya sea en la administración pública, en la educación, e incluso a nivel de usuario final, sin embargo pocas veces o nuca había hablado del tema de las licencias y es que en el software libre no existen este tipo de licencias de uso, pues las 4 libertades justamente funcionan como una especie de anti-tesis de las restricciones que podría incluir una EULA, por lo que la solución para las EULA son el software libre y aquí no les hablo de cosas radicales, como cambien su sistema operativo a uno libre, o dejen de usar ese tipo de programas, no, aunque sería lo más deseable no siempre necesitamos cambiar a un SO GNU/Linux o BSD o cualquier alternativa libre, dentro de Windows y Mac, podemos instalar programas libres, recuerden que el software libre no se resume en los sistemas operativos libres, también hay muchos programas libres para los sistemas operativos cerrados y es que eso es algo que muchas veces olvidamos nosotros los entusiastas del software libre.

Ejemplo de un programa de Software Libre en Mac OS

Casi siempre buscamos convencer a la gente de usar software libre llegando a lo “más grande” en cuanto a software, es decir un sistema operativo, y olvidamos que hay desarrollos libres para los SO’s no libres, y es que estos (los programas libres en SO’s privativos) pueden servir como puente hacia un cambio futuro mayor.

En este momento no me viene a la mente ningún programa libre para Windows o Mac (aquí estoy seguro que en los comentarios podrán encontrar algunos), parte de esto porque tiene rato que no uso Windows y porque mi paso al software libre, aunque no fue doloroso, si fue bastante radical jeje.

Así que volviendo al punto de esta entrada, el software libre tiene entre sus bondades, la de ser una alternativa para evitar las EULA, entendiendo que aceptar este tipo de licencias “minan” nuestros derechos como consumidores y nos ponen en franca desventaja legal y porque no, también política, frente a las grandes desarrolladoras de software, las EULA limitan nuestros derechos y eso no lo podemos permitir, por eso la próxima vez que vayan a instalar un programa y vean que tiene un contrato de licencia de uso, les recomiendo que lo lean detenidamente, quizás con sólo leer unas cuantas líneas, ya no se sientan tan motivados a instalarlo jeje.

Saludos.