Rumbo a mi trabajo siempre paso por una conocida zona del sur de la ciudad en donde hay varias librerías, pues bien, por un encargo que me hicieron pasé a visitarlas, mientras buscaba el libro del encargo pasé sin querer por la zona de libros de computación y tecnología y me sorprendió que en uno de los anaqueles principales estuviera un gran libro con el logo de Ubuntu y un título más o menos del estilo “La guía definitiva de Ubuntu”, como ustedes seguramente pensaran, me dirigí a ver de qué se trataba.

Lo hojeé y era un manual más de Ubuntu nada sorprendente, sin embargo ya que estaba en esa zona decidí buscar más títulos, me gustó ver que había muchos títulos orientados no solo a Ubuntu sino a la administración de los SO’s GNU/Linux en general, había desde los “Manuales básicos” pasando por las “Biblias de tal o cual distro” hasta los clásicos “Manual avanzado de administración en Linux” y cosas por el estilo.

Después de un rato y después de haberme infartado por los precios de todos esos libros (el más barato andaba en $800 y traía un disco de Ubuntu 7.04 imaginen los otros libros más actuales en que precio andaban), se me prendió el foco y sólo por curiosidad, decidí revisar las licencias de uso de los libros.

Cual sería mi sorpresa que no solo ninguno tuviera una licencia tipo copyleft, sino que además los términos de uso de esos libros en particular traían advertencias que al menos yo no había visto tan explícitas en ningún otro libro.

Y es que esto es un gran problema para el software libre y es algo de lo que habla Richard Stallman en el capítulo 9 de su libro “Software Libre para una Sociedad Libre” (el cual por cierto pueden descargar libre y gratuitamente desde mi página de Documentos) y es que si bien el software libre ha tenido gran avance en cuanto a la facilidad de uso y en cuanto a la interacción con el usuario, siempre todo programa sea el tipo que sea, necesitara documentación sin embargo en el caso del software libre, lo más coherente es que su documentación también fuera libre.

Ahora bien, no me chupo el dedo para saber que en muchos de esos casos los que ponen las licencias restrictivas de uso no son los autores (quienes en teoría están comprometidos con el software libre) sino que son las editoriales, sin embargo como les decía, en esos manuales sobre software libre llegué a leer algunas de las licencias más prohibitivas y amenazantes que he leído, recuerdo una muy bien en la que decían que si se copiaba por cualquier medio, mecánico o electrónico, se tomarían acciones legales las cuales incurrirían en penas severas o en cárcel.

Cuando leí eso dije wow cuanta amenaza, generalmente las licencias de un libro sólo se limitan a decir que está prohibida la copia o distribución de ese libro y su contenido, pero nunca me había encontrado con uno que me amenazara tan explícitamente (a pesar de que todos lo hacen de manera más o menos implícita)

Como ven el asunto aquí tiene varios puntos, por un lado entiendo que las editoriales aún no estén del todo familiarizadas con las licencias copyleft (en muchos casos es más el desconocimiento de las editoriales que un verdadero temor provocado por la liberalización de sus contenidos), sin embargo me pongo a pensar en los autores, quienes en teoría sí tienen los conocimientos sobre el software libre pero sobre todo que se supone que entienden los valores éticos y filosóficos del movimiento  y ahí si no puedo entender cómo permiten que a sus libros se les pongan licencias de este tipo, sobre todo cuando hoy en día ya existe editoriales como Traficantes de Sueños que apoyan no sólo al movimiento del software libre sino a la creación de una industria cultural completamente libre.

Sé que vendrá el clásico comentario de “pues qué quieres, de algo tendrán que comer esos autores” a todas esas personas les recuerdo que el movimiento del software libre lucha por la libertad no por la gratuidad de las cosas, en ese sentido tanto el software como en este caso la documentación que se crea puede generar ingresos para los autores, es decir se puede lucrar con el software libre, de hecho está permitido.

También a esas personas que no entiendan muy bien el cómo funciona la libertad y el negocio al mismo tiempo les recomiendo que lean (de preferencia el libro completo) los capítulos del colectivo “Wu Ming” contenidos en el libro “5 ensayos en contra del copyright” (el cual también pueden descargar libre y gratuitamente desde mi página de Documentos).

Para quienes no lo sepan, Wu Ming es un colectivo italiano cuyo nombre significa (dependiendo de la pronunciación) “5 nombres” o “sin nombre”, este colectivo cree firmemente en las licencias de tipo copyleft y todos sus escritos incluyendo libros completos pueden ser descargados libre y gratuitamente desde su página, sin embargo el colectivo también edita sus libros y lo hace con licencias copyleft, por lo que cualquier persona puede distribuirlos y copiarlos a su antojo, ahora bien, habrá quien piense que nadie compra sus libros y que todo el mundo prefiere descargarlos o fotocopiarlos, pues bien, ellos ya van por la vigésima edición impresa de su novela más famosa “Q“, desconosco el número exacto de copias vendidas pero no cualquier libro hoy llega a la vigésima edición sin vender bastantes ejemplares.

El modelo de negocio que ellos han encontrado utilizando licencias libres les ha sido benéfico y demuestra que el discurso en contra de la piratería y en contra de la compartición libre no siempre es del todo cierto.

En fin regresando al tema, no puedo entender cómo esos autores que dicen defender al software libre (por eso hacen esos manuales no creen) puedan editar libros bajo un esquema tan contrario a lo que supuestamente defienden, como les decía al principio, Richard Stallman ya ha hablado de esto y habla de ello como un gran problema para el software libre pues mientras la documentación que se haga sobre el software libre no sea coherente con los valores del mismo, de poco servirá enseñar a la gente a usar software libre, pues simplemente lo verán como un tipo más de software y no como una alternativa de producción, distribución y mejora del conocimiento.

En fin, esta es mi opinión, me encantaría escuchar la suya, que como siempre, me ayuda mucho en el desarrollo de estos temas.

Saludos.

comentarios
  1. Rafael Rojas dice:

    Estas comparando peras con amnzanas mi chavo.

    Y no es que este mal, es una confusion muy comun.

    La documentacion oficial de las aplicaciones libres (sea licencia gpl, bsd, creative commons, opensource, etc etc etc) por definicion es libre, si escribes man (comando) nadie te dira que les debes dinero por esa informacion, por esa documentacion oficial.

    Estos libros (los de O’Reily son exelentes) son hechos por profesionales de TI que aprendieron a usar estas herramientas, no por los creadores mismos del programa, a lo cual no rompen ninguna regla etica ni moral al querer cobrar por difundir el conocimiento adquirido, no es ninguna obligacion de ellos.

    La licencia del trabajo tambien es derecho de los autores (que repito: poco o nada tienen que ver con el desarrollo mismo del software).

    Asi que el problema de doble moral sobre documentacion “privada” seria valido si el mismo creador del programa licenciara bajo copyright cualquier documetacion de su aplicacion licenciada GPL

    • chocochuck5 dice:

      Muchas gracias por el comentario, tienes razón sin embargo algo de lo que critico es la poca coherencia que hay entre esos libros y el modelo de creación distribución del software libre pues al final si yo quisiera copiar ciertos fragmentos de esos libros o fotocopiarlo para un amigo no podría pues los términos de la licencia del libro no me lo permiten eso es un poco lo que critico, pero en esencia tienes razón.

      Saludos.

    • chocochuck5 dice:

      Es más creo que el título está mal, debió haber sido algo así como “Libros de Software Libre…. pues ni tanto”

  2. […] ¿Libros de Software Libre? Yo creo que si… Respuesta a un post del Chuck “¿Libros libres?… pues ni tanto“ […]

  3. Gunnar Wolf dice:

    El tema es independiente del licenciamiento del contenido. Haciendo un simple símil, si eres un escritor técnico, puedes escribir libros libres de MS Visual Studio – Y tu modelo para ganar con esto podría ser que ese libro atraería a más gente a tus servicios, o liberarlo sencillamente por que sí, o lo que fuera. Y claro, es igual de legítimo escribir libros restrictivos sobre software libre. O sobre cualquier otro tema.

    Eso no quita el que yo sostenga que estamos por ver un gran cambio (en un área, sí, mucho más grande y por tanto con una mayor inercia, más dificil de modificar), en que cada vez más contenido técnico y cultural será libre, tal como ha pasado con el software… pero faltan varios años para que lleguemos a un punto en que se vea como masivo.

    • chocochuck5 dice:

      Muchas gracias por los comentarios Gunnar, no había pensado en una persona escribiendo sobre MS y liberando su libro, pero en fin, estoy de acuerdo contigo en que los contenidos culturales pronto serán más libres, aunque en nosotros también está el participar en ese proceso.

      Saludos.

  4. Joel Barrios dice:

    Efectivamente, el problema suelen ser las editoriales. Al igual que la industria del entretenimiento, su negocio es vender libros (el contenido es lo de menos) y les entusiasma poco publicar algo con licencia CreativeCommons o alguna otra licencia libre.

    Al igual que la industria del entretenimiento, a la industria editorial le ha faltado encontrar un modelo de negocio rentable que permita la libre distribución de una obra y que al mismo tiempo permita obtener ganancias.

    En mi caso, con mi libro que llevo editando/actualizando desde 1999 (licencia CC by-nc-sa), mi modelo de negocio es difundirlo y brindar consultorías a partir de las dudas que surgen al momento de poner en marcha un servidor. Es decir, a partir de servicios. Justo lo que menciona Gunnar.

    Realmente para mi una editorial sería un estorbo, porque sería más complicado mantener actualizada mi obra (publico una versión cada vez que lo considero necesario). Difícilmente una editorial podría publicar dos o tres revisiones de mi obra el mismo año, que es justo lo que hago.

    En lo que refiere a libros más populares, generalmente para cuando una editorial publica finalmente una obra relacionada con tecnología, luego de tramitar permisos, registro en derechos de autor, traducirla al español, hacer la revisión técnica, darle formato y mandara imprimir, es muy factible que la información se que contenga sea obsoleta muy corto tiempo. Por ejemplo, si alguien comienza a escribir en este momento un libro sobre Gimp 2.6, es muy factible que para cuando logre publicarse sea obsoleto, pues en unos meses se publica Gimp 2.8 con un cambio radical en la interfaz. Igualmente, si alguien publica un libro sobre Fedora (he visto varios en Sanborns) generalmente ya están obsoletos antes de llegar a los estantes debido al ciclo de vida de los lanzamientos de Fedora.

    Para mi, crear un libro sobre una plataforma como CentOS 5, me resulta muy práctico, porque el ciclo de vida de CentOS5/RHEL5 es de hasta 7 años a partir de su fecha de lanzamiento. La obra puede tener vigencia por hasta 7 años, y se va corrigiendo y mejorando en el transcurso de ese tiempo.

    Hacer un libro sobre Ubuntu es algo que he querido hacer, pero dados los grandes cambios que hay entre una versión y otra (sobre todo en la interfaz), solo valdría la pena hacerlo basado sobre las versiones LTS. El inconveniente… la *mayoría* de los usuarios de Ubuntu suelen actualizar a la más reciente versión sin importar si es LTS o no, así que un libro basado sobre una versión LTS tendría poco sentido. Sería obsoleta a los 6 meses de publicada. Hacer un libro sobre Debian, en cambio, sería otra historia. Al igual que CentOS/RHEL, publicar un libro sobre este sistema operativo tendría vigencia por muchos años.

    Esta es la razón por la cual prefiero utilizar distribuciones de GNU/Linux como CentOS, RHEL y Debian.

  5. freedom master dice:

    Ke tal chuck, he leido muchos de tus post elogiando, defendiendo y difundiendo la ideologia del software libre. Por lo anterior mencionado y sin afan de ofender no entiendo porque sigues utilizando ubuntu si esta distro es la que más software privativo utiliza.

    • chocochuck5 dice:

      Entiendo perfectamente tu pregunta, en algún momento he pensado en cambiar de distro justo por ese motivo, de hecho no me agradaron mucho algunas decisiones como la Ubuntu One Music Store que en esencia es un servicio cerrado en ese sentido evito usar estos servicios.
      Sin embargo cuando nos ponemos a analizar que distros no usan componentes privativos nos encontramos que realmente son pocas, honestamente no me he metido mucho en estas soluciones, si tú o alguien más pudiera darme más información sobre ellas con gusto la aceptaria.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s