Ayer mismo les daba una opinión personal sobre las elecciones electrónicas y el porqué (desde mi punto de vista) perjudican más de lo que pueden ayudar al proceso democrático, al momento de escribir estas líneas aún no recibo comentarios sin embargo no dudo que tarden ya que es un tema bastante polémico y con muchas aristas.

En el post de ayer gran parte de la crítica a un sistema de elecciones virtuales giraba alrededor de que si bien el sistema puede ser lo más transparente y seguro posible, esto no garantiza necesariamente la inclusión de todos los actores sociales, mismos que son necesarios en todo proceso electoral, sin embargo en el amplio tema de las elecciones no podemos negar el papel que ha jugado la tecnología y es que no es que me contradiga con el post de ayer pero creo que si hay procesos (derivados) en una elección en los que la tecnología nos puede ayudar bastante y claro ejemplo de esto fue el reciente debate rumbo a las elecciones presidenciales de Brasil.

No soy ningún experto en temas latinoamericanos ni mucho menos en política brasileña, sin embargo conozco un poco del país (me interesaría muchísimo ir algún día allá, de hecho hablo un poco de portugués), sobre todo por las formas en las que han logrado salir avante en términos económicos, políticos y sociales.

Como todos sabemos o hemos escuchado, hoy en día, Brasil está de moda, esto se debe en gran medida gracias al liderazgo político encabezado por Luis Ignacio Lula da Silva y a un modelo de desarrollo perfectamente establecido a largo plazo, de hecho no por nada Brasil es uno de los países “punta de lanza” en cuanto a implementación de Software Libre y desarrollo de tecnología a nivel mundial, por otra parte tampoco es casualidad que en 2014 y 2016 se lleven a cabo en ese país sudamericano los dos eventos deportivos de mayor relevancia a nivel mundial (Mundial de Fútbol y Juegos Olímpicos).

Como ven Brasil sin dudarlo es líder en Latinoamérica y uno de los países con mejor proyección a nivel Internacional, sin embargo este año termina un ciclo bastante importante, el periodo presidencial de Lula llegará a su fin por lo que se aproximan unas históricas elecciones.

Ahora bien, lejos de lo que nosotros como extranjeros podríamos pensar, la sucesión de Lula no será tan sencilla, la candidata por el partido de Lula, Dilma Rousseff no ha podido conectar de lleno con la población y aunque en muchas encuestas aparece como favorita, los márgenes de diferencia no parecen ser los esperados (sobre todo siendo la candidata oficial, literalmente escogida por el héroe de todo brasileño, Lula).

Sin embargo como les dije antes aquí no vengo a hablar de política en Brasil, más bien lo que llamó mi atención fue el debate presidencial que fue visto por cerca de 50 millones de personas, en Internet!!!

Para quienes no sepan, el 18 de Agosto pasado, los principales candidatos que aspiran a suceder a Lula da Silva, protagonizaron un exitoso debate presidencial por internet con una audiencia millonaria y sin precedentes. El encuentro se transmitió en directo a través de Internet entre las 11 y las 13.30 hora de Sao Paulo y tuvo lugar en el Teatro de la Universidad Católica de esa ciudad.

Al menos 50 millones de internautas siguieron el evento y algunos de ellos pudieron hacer preguntas en el último bloque del programa. Tal fue la repercusión, que los mismos organizadores planean otro debate online antes de las elecciones, previstas para el 3 de octubre.

Brasil tiene cerca de 200 millones de habitantes, desconozco el número de electores pero el simple hecho de que un debate transmitido vía internet haya podido recoger una audiencia cercana a un cuarto de la población total de un país sin duda es de llamar la atención.

Es con ejemplos como este en el que se demuestra que la tecnología sí nos puede ayudar en algún proceso social, pues aquí lejos der ser excluyente, incluye a nuevas generaciones interesadas en el uso de la tecnología como eje rector de desarrollo. Esto último lo saben muy bien en Brasil pues no por nada tienen una de las empresas petroleras más prósperas e los últimos años (PETROBRAS) y una industria bastante más sana respecto a las de sus vecinos cercanos y regionales.

Aplaudo este tipo de propuestas sobre todo en el plano político y legal ya que se tuvieron que reformar ciertos artículos ya que nunca se había contemplado un debate transmitido por internet, hasta entonces (y al igual que en México) sólo existían los formatos de radio y televisión.

Otro aspecto que llama mi atención y que modifica radicalmente a los “formatos anteriores” es la capacidad de participación por parte de los ciudadanos, honestamente yo no vi el debate, pero por lo que relatan en Nación Red, se podían hacer preguntas directamente a los candidatos, supongo que a través de algún sistema de discusión o quizás vía twitter, esto hizo que el debate fuera mucho más dinámico además de dar más poder al ciudadano, cosa que no siempre pasa o se siente en un debate de formato “tradicional”.

Espero que iniciativas como esta sean adoptadas pronto en México, sin duda algo de lo que carecemos aquí es de participación política y creo que fórmulas como las utilizadas en este “debate digital” ayudan bastante a subsanarla.

Es cierto, algunos políticos mexicanos ya entienden el valor y el poder del uso de las tecnologías de la información y la comunicación para su trabajo político, aquí ya hemos visto como campañas que inician en redes sociales acaban siendo frentes de discusión a iniciativas de gobierno e incluso llegan a ser oposición frente a propuestas políticas, en este momento me viene a la mente el movimiento gestado en twitter de #internetnecesario que se alzó en contra de grabar a internet y otros servicios digitales como la telefonía celular de un impuesto del 4% por considerar que esos servicios eran bienes de lujo.

La iniciativa rindió frutos, el impuesto a internet no fue aplicado (de manera temporal) aún, sigue la discusión tanto en el mundo real como en el virtual pero lo cierto es que gran parte del porqué no se aplicó dicho impuesto fue por la gran movilización digital que hubo.

El ejemplo de #internetnecesario y el debate digital brasileño son claros ejemplos de que la tecnología debe estar al servicio de la ciudadanía, claro que retomando el punto del post de ayer, también es una necedad intentar meter tecnología a todos los ramos de nuestra vida diaria ¿no creen?

Saludos.

Anuncios
comentarios
  1. […] This post was mentioned on Twitter by Diana, ʞɔnɥɔoɔoɥɔ and ʞɔnɥɔoɔoɥɔ, ʞɔnɥɔoɔoɥɔ. ʞɔnɥɔoɔoɥɔ said: Hoy en #LibertadZero Tecnología Política y Ciudadanía http://bit.ly/c1GKcd […]

  2. JZA dice:

    La sociedad mexicana puede no ser muy dinamica en cuanto a tecnologia se refiere, pero esta misma si lo es. La tecnologia avanza e impacta los procesos de gestion. Independientemente que un pueblo este listo para tomarla o no, el efecto que genera el tenerla es mejor que no hacerlo.

    • JZA dice:

      Quizas lo tenga que traducir en español pero basicamente lo que dije anteriormente es que en Brasil si hay una sociedad vibrante ante la tecnologia y ha sabido apropiarse de esta.

      La tecnologia y su aplicacion avanza asi las leyes, y la sociedad no lo haga. Al final el pragmatismo de la tecnologia se vuelve un vehiculo transformador y el resultado es mejor tenerlo que rechazarlo.

      Las leyes ahora sufren para poder interpretar los avances tecnologicos al punto que muchas leyes realmente son obsoletas y no tienen lugar en la sociedad moderna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s