“Los intentos para que la gente deje de copiar se parecen a la prohibición de los años 30 en Estados Unidos”: Peter Jenner

Publicado: 26 julio 2010 en Opinión
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

¿Quién es Peter Jenner? Peter Jenner es un veterano de la industria musical, ha sido manager de bandas tan emblemáticas como Pink Floyd y The Clash, entre muchas otras, por lo que sus declaraciones no son las de cualquier otra persona, Jenner conoce a la perfección la industria musical y justamente por eso reconoce que ha habido errores en las decisiones que ha tomado la Industria en contra de las formas actuales de la distribución de música.

La declaración que aparece como título de este post, la hizo en su intervención durante la conferencia Westminster eForum, Jenner sostiene que cuando el propietario de derechos pierde el control de la distribución de su producción, el mal no es tan grande. Es más importante, también para el negocio, restablecer las relaciones entre el creador y el público, que se ven perjudicadas en los últimos tiempos debido a la avaricia de los empresarios.

El artículo completo pueden encontrarlo en RT al Ritmo de los tiempos, sin embargo me parecieron muy interesantes sus declaraciones y es que en este blog he hablado constantemente de las contradicciones en las que ha caído la Industria al perseguir (casi enfermamente) a todos los que comparten música por medios electrónicos, y digo contradicciones porque en repetidas veces se ha demostrado que la gente que más descarga es al mismo tiempo la que más consume, esto se explica fácilmente debido a que si una persona tiene acceso libre a más contenidos, lo más seguro es que consuma algo de ese contenido, a diferencia del modelo que quiere la Industria en el que todos debemos pagar por el acceso a los contenidos.

Y es que como bien dice Jenner, lo que está de fondo son los intereses económicos de la Industria que, contradictoriamente, han alejado a los consumidores, haciendo que (al igual que en la prohibición del alcohol de los treinta en Estados Unidos), se genere una especie de mercado negro de la música, que ahora combate tanto la industria.

Entonces en resumen, la Industria por sus ambiciones quiso cerrar los canales “legales” (lo pongo entrecomillado porquejustamente la “legalidad” de los archivos es algo confuso; en estos días digitales ya no podemos hablar con la misma claridad de antes sobre los conceptos de “original” y “copia”) para obtener música a través de la nuevas tecnologías informáticas, cuando lo quiso abrir, ya era demasiado tarde, la cultura de compartir se había extendido por todo el globo; el segundo error de la Industria fue comenzar a perseguir a estos “piratas digitales”, fue otro gran error porque se han embarcado en una guerra que les genera más perdidas que ganancias, al respecto, hace algunas semanas Ray Beckerman (abogado neoyorquino y bloguero, famoso por defender los intereses de los consumidores en contra de los intereses de la Industria), reveló que en el periodo 2006-2008, la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (la Recording Industry Association of America: RIAA), gastó más de 64 millones de dólares en pleitos legales contra consumidores (contra “piratas”), lo peor del caso es que esos pleitos, sólo le redituaron aproximadamente 1.36 millones de dólares.

La Industria hoy en día está cegada por el dinero, no se dan cuenta que mientras más invierten en controles y barreras, la gente (sus consumidores) se aleja más y más de sus modelos de distribución para buscar otras alternativas.

Esto no es nada nuevo, en general la Industria musical siempre ha ido un paso por detrás del de la tecnología, a principios del siglo XX renegaban de la aparición del fonógrafo, decían que “si la gente podía escuchar a las bandas en la comodidad de su casa, la gente dejaría de asistir a conciertos”, se demostró que no fue así, incluso las bandas que decidieron no subirse al carro del fonógrafo, desaparecieron de la historia; cuando apareció el radio la misma Industria decía “si la gente puede escuchar sus canciones sin pagar un solo centavo, morirá la industria musical”, nuevamente no fue así, y de hecho gracias al poder de la radio, la gente conoció más propuestas musicales de las que jamás hubiera escuchado; hoy en día la industria vuelve a clamar por sus intereses y nos repite el mismo discurso que llevan repitiendo por más de cien años “si la gente puede descargar nuestra música gratis, ¿de qué van a vivir nuestros artistas?”.

Ciertamente hoy ningún artista vive de las ventas de sus discos, las regalías obtenidas son mínimas, hoy pregunten a cualquier artista, a cualquier escritor o en general cualquier creador, pregunten si ellos viven de lo que les da su Industria, en la mayoría de los casos responderán que no. Un músico hoy vive gracias a sus presentaciones, un escritor de sus conferencias y firmas de autógrafos, los que siguen ganando a manos llenas son los dueños de las disqueras, ellos sí ganan la mayoría del pastel y aún así quieren más y lo hacen con un doble discurso en el que supuestamente defienden los “derechos de autor”, lo que ellos defienden son sus intereses pues al fin y al cabo ellos se adueñan de las obras de sus artistas.

Yo preguntaría ¿quién le roba a quién?, nosotros los consumidores que distribuimos música por distintos canales “alternativos” y que al fin y al cabo cumplimos una función casi de publicistas de los artistas sin recibir un solo centavo, o las disqueras, que se apropian de los contenidos, obtienen los derechos de explotación por algo que no es suyo y ganan a manos llenas, ¿quién le roba a quién? (si te gusta algo generalmente lo compartes y si lo compartes alguien más lo disfruta, al final de la cadena el beneficiado es el artista porque tanto yo como la persona a la que le compartí, consumiremos lo que genere el artista).

Ahora bien, la declaración es fuerte: O cambian su manera de pensar o la Industria desaparecerá.

Son cada vez más los que se dan cuenta de esto y entienden que la libre distribución es lo de hoy, si no me creen pregúntenle a Radio Head o a Trent Reznor, ellos siguen ganando por sus obras, ellos vieron que el modelo de libre distribución funciona y no necesitaron disqueras de por medio.

La Industria aún puede servir, yo no soy ningún reaccionario que quiere que desaparezca, sólo digo que si no cambian su manera de trabajar pronto desaparecerán, sin embargo para cambiar, tendrían que aceptar sus errores y eso al corto plazo les saldría caro, los empresarios de la Industria no ven más allá de lo que sus ojos quieren ver por lo que hablarles de perdidas y justicia es como hablar con la pared.

El tiempo es el único que nos dirá quién tenía la razón, si varios millones alrededor del mundo o unos cientos de empresarios codiciosos. Me gustaría saber su opinión, así que no olviden comentar.

Saludos.

Anuncios
comentarios
  1. […] This post was mentioned on Twitter by ʞɔnɥɔoɔoɥɔ, ʞɔnɥɔoɔoɥɔ. ʞɔnɥɔoɔoɥɔ said: Los intentos para que la gente deje de copiar se parecen a la prohibición de los años 30 en Estados Unidos Peter Jenner http://bit.ly/cGQDeW […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s