Ayer publiqué en este blog una entrada en la que explicaba a grosso modo qué es el CanonMx, sin embargo hoy por la mañana mientras revisaba comentarios en las distintas redes sociales me encontraba con que había mucha confusión así que he decidido ahondar en el tema, explicando porqué deberíamos oponernos al CanonMx.

El primer punto en contra del CanonMx (y que heredó de su padre intelectual, el Canon Español) es que como ley, rompe con preceptos básicos del Derecho.

La razón de esto es que ninguna ley debe “presumir” la culpabilidad de nadie, es decir, las leyes castigan ciertas acciones pero estas penas son aplicadas hasta que se demuestre la actividad ilícita, no antes. Esto me recuerda mucho la película estelarizada por Tom Cruise: “Minority Report”, para quienes no la han visto, la película relata un futuro controlado en gran medida por la tecnología, ésta ha llegado a tal grado que en cuanto a procuración de justicia ya no existen los crímenes pues hay una especie de “videntes” que predicen cuándo y cómo alguien va a cometer un delito, por lo tanto la labor de la polícía sólo se reduce a llegar en el momento exacto antes de que el individuo realice el acto.

No les cuento más de la película para que la vean y porque lo que escribí era la esencia de lo que quería hablar.

Y es que no estamos en ese tipo de sociedad en la que ya sabemos quién, cómo y cuándo se va a realizar un delito, entonces ¿porqué el CanonMx presupone las violaciones a contenidos protegidos con derechos de autor?

Si no están muy enterados del tema, la esencia del CanonMx es la aplicar una tasa (o impuesto) a todos los equipos que puedan duplicar, reproducir, copiar, distribuir, modificar, etc. contenido con copyright o derechos de autor, esto aplica lo mismo para canciones, que para libros, imágenes, documentos, etc. Ahora bien, lo recaudado por esta tasa serviría para “retribuir” de cierta forma a los creadores o autores por todas esas violaciones a sus derechos como autores.

Tal vez para algunos esta sea una buena idea, tal vez algunos crean que en verdad los autores pierden dinero cada vez que nosotros, los temibles consumidores, copiamos contenidos protegidos, pero nada más falso. Quienes se supone “están perdiendo” son los titulares de los derechos de autor y es que desgraciadamente en nuestros días, la figura del “autor” y del “titular de los derechos” no es necesariamente la misma.

Por ejemplo, una banda que firma un contrato con una disquera “cede” los derechos de explotación y comercialización de su obra a la disquera. ¿Cuántas veces no hemos oído que alguna de nuestras bandas favoritas no puede re-editar algún disco porque simple y sencillamente no tienen los derechos para hacerlo?

Otro ejemplo más cercano, uno de mis grandes profesores en la carrera: el Doctor Omar Guerrero (Experto en temas de Administración Pública), tiene la costumbre de sólo sacar una edición de sus libros (no, no porque sean malos, al contrario, se los recomiendo mucho) lo hace porque una vez que acaba el “tiraje” el tiene el derecho de subir sus obras para el conocimiento público, porque ya antes, una editorial le había aplicado la de “lo siento, pero no puedes subir tu obra a Internet, porque nos pertence”. Alrespecto tengo pendiente una plática con el buen “Doc” para explicarle sobre las licencias libres y el copyleft, estoy seguro de que quedará fascinado.

Como ven con los dos ejemplos anteriores podemos ver que “autor” y “titular de los derechos” no siempre son la misma persona.

Y entonces aquí es donde entra mi crítica sobre quién es el verdadero dueño de una obra, yo siempre he creído que el dueño esquien concibe la obra y que cómo tal tendría todo el poder para hacer con su obra literalmente lo que le venga en gana.

¿Sin embargo porqué pasa esto de los titulares de los derechos, el copyright y estas “ondas”?

Para remitirnos a las primeras regulaciones de propiedad intelectual y derechos de autor, tenemos que viajar al siglo XVIII en Inglaterra, sin embargo en su origen, estas primeras regulaciones no surgieron precisamente para proteger a los autores sino más bien como un control político a los autores, logrado a través de las editoriales.

La cosa funcionaba más o menos así, imaginen que ustedes viven en Inglaterra hacia finales del siglo XVIII, la efervescencia política y social está a tope en toda Europa, ideas revolucionarias vuelan por los aires, entonces si tú eras un aristócrata no te convenía mucho que esas ideas se distribuyeran “libremente” pues literalmente tu cabeza estaba de por medio, por lo que impones una serie de regulaciones para evitar que se distribuyan, ¿cómo? De muchas formas, la más común era favoreciendo a los editores e impresores que fueran afines al régimen, es decir, si estabas en contra del sistema, lo más probable es que no encontraras quién editara y publicara tu obra puesto que las editoriales e impresoras estaban cooptadas por el régimen. Ahora bien, si había un editor que se atreviera a publicar “obras subversivas” simple y sencillamente se le retiraban los apoyos y podían aplicárseles desde tasas de impuestos más altas, hasta negarle materias primas o encarcelar a los editores (algo muy parecido a lo que se hacía en el Presidencialismo mexicano, cuando el Gobierno administraba los envíos de papel a los periódicos, si algún periódico se “pasaba de listo”, por extrañas razones al día siguiente, no recibía su ración de papel.

Este es el origen de las regulaciones de la propiedad intelectual, en su favor, desde aquel lejano siglo XVIII han evolucionado, pero creo que la esencia siempre ha sido la misma: tratar de limitar la Libertad y por Libertad (así con mayúscula) entiendo más bien al conjunto de libertades, es decir la libertad de expresión, la libertad de creación, la libertad de difusión, la libertad a la creatividad.

Ahora bien volvamos al tema del CanonMx, ya hablé sobre la “ilegalidad” del Canon, pero ahora vayamos a las entrañas del mismo. Es cierto que en nuestro país la piratería es un gran problema, es cierto la piratería es un delito, sin embargo verlo como un problema unidimensional sería erróneo.

Primero que nada algunas de las confusiones más comunes ahora que he revisado los comentarios referentes al CanonMx tienen que ver con que algunos dicen que es una ley contra la piratería, eso no es cierto, como dije antes, esta es una ley que promueve la inclusión de un impuesto a todos los equipos que puedan duplicar información protegida por derechos de autor, entonces ¿en dónde está el combate a la piratería?, de hecho lo único que tendría como “daño colateral” a los piratas, aunque pensándolo bien ni siquiera a ellos sino más bien a nosotros como consumidores es que, incluso la piratería, tendría que subir sus costos.

Ahora bien ¿cuál es la relación entre CanonMx y la piratería?, pues que reduce invariablemente a todo aquel que compre alguno de los equipos sujetos al Canon al rango de piratas, de criminales.

Hoy no voy a discutir que la palabra pirata aplicada a todo aquel que vende artículos “no originales” es errónea, pero lo que sí discutiré es que no nos deben llamar “piratas” a la ligera.

Esto está muy relacionado con el primer punto del que les hablé, ninguna ley debería presumir que somos criminales y este Canon al igual que el español pre juzgan a los consumidores como criminales.

Ahora me gustaría pasar con otro tema del CanonMx, ¿a dónde irán a parar los recursos del CanonMx?, en el caso español, todo lo recaudado va a parar a las arcas de entidades privadas, asociaciones de artistas y ejecutantes, tal vez alguien pensaría “ahh eso es bueno, va a parar directamente a los artístas”, nuevamente: error.

Primero que nada estas entidades (la SGAE por ejemplo) no pueden agrupar a la totalidad de los artistas uno porque tendrían que ser monstruos de instituciones y segundo porque estaría cuartando la libertad de asociación de los artístas ¿porqué el gobierno o aún peor, una entidad privada, debería obligar a los artístas a pertenecer a determinada organización, institución o asociación?

Pues bien como no se puede, entonces estas entidades privadas que reciben lo recaudado por el canon lo reparten sólo a una parte de la población beneficada.

A saberse, todo programa público o de gobierno debe ser general, no debería excluir de sus beneficios a ningún ciudadano, mucho menos si el criterio de exclusión es pertenecer a tal o cual entidad privada.

Menciono esto del caso español, porque en el caso y mexicano y tal y cómo les dije en el post anterior, Armando Baéz Pinal (el diputado del PRI que está proponiendo el CanonMx) pertenece o ha pertenecido a varias asociaciones de artistas y músicos, como la ANDA Asociación Nacional de Artistas, o a la Asociación Nacional de Locutores, siento que parte de lo que se planea con el CanonMx es que estas instituciones o tal vez otras creadas ex profeso sean las beneficiarias de los recursos recaudados por el CanonMx.

Esto me molesta de sobremanera ya que por ejemplo hace unas semanas en el diario El País, salió una nota en la que Teddy Bautista (presidente de la SGAE) declaró cuál era la situación financiera de la SGAE y resultó que por el concepto del Canon, le estaba entrando a la SGAE una muy buena lana, sin embargo en la nota también hicieron una comparación en la que supuestamente lo recaudado por el Canon ya había superado a las ganancias de los artistas por sus creaciones, es decir, los artistas españoles ahora ganan más por el Canon que por la venta de sus discos.

Y yo pregunto ¿no hay algo mal en esa ecuación?, ¿no se supone que el canon se había creado con la idea de motivar la creatividad por parte de los autores?, el que ganen más por el canon que por lo que crean me hace pensar que ahora hay muchos zánganos del Canon que tranquilamente pueden dejar de producir algo nuevo pero que tendrán sin falta, su “rentita” gracias al Canon.

Yo espero que eso no pase en nuestro país.

Ahora bien vamos a otro punto, según el impulsor del CanonMx este impuesto no será aplicado a la ciudadanía sino que se aplica a la industria que crea estos dispositivos o en su defecto a los importadores que la traen.

¿Acaso las empresas importadoras y/desarrolladoras de tecnología absorberán los costos?, claro que no!! el costo se transportará directo a nosotros los consumidores afectando nuestra cartera y encareciendo la tecnología.

¿Qué no se supone que la tecnología en México ya de por sí es cara?, una computadora que en estados Unidos cuesta $1000 dólares aquí vien costando fácilmente unos $20,000 pesos, además siempre nos llega la tecnología tardíamente, las computadoras que hoy tienen otros países a nosotros nos llegan con varios meses de retraso si no es que pasan incluso años, es más un ejemplo claro de que estas en el subdesarrollo tecnológico es nuestro poderosísimo Internet de “Banda Ancha”, ya en este blog les hablé alguna vez sobre el lamentable estado de la banda ancha en México y cómo tenemos tarifas del primer mundo (a niveles de Holanda, Japón o Estados Unidos) pero con un servicio del tercer mundo, por poner un ejemplo, mientras aquí el máximo de banda ancha que existe es de 10 Gb (por un precio bastante alto), en Holanda o Japón tienen acceso a anchos de banda de hasta 35Gb.

Si esto no demuestra el subdesarrollo tecnológico en el que vivimos entonces ya no sé en qué mundo vivimos.

Por estas y otras razones estoy en contra del CanonMx (y obviamente del Canon Español), espero que nuestros legisladores vean todo lo que implica el discutir y posteriormente aplicar este tipo de regulaciones que sólo benefician a unos cuantos, sin embargo ¿qué podemos hacer nosotros?, ¿que propuesta podríamos armar como ciudadanos (pues ciertamente no todo es quejarse en esta vida)? Yo creo que la mejor propuesta que podríamos hacer es la de apoyar la Libertad como modelo de producción y distribución de contenidos.

¿A qué me refiero? Pues a que creemos un sistema basado más en libertades que en restricciones para generar (al menos en el caso del CanonMx) una verdadera industria cultural de calidad.

Les voy a poner un ejemplo, que les dejará claro este último punto:

Ustedes como buenos cinéfilos (pueden aplicarlo a cualquier industria que gusten, la discográfica, la editorial, la fotográfica, etc.) acuden al cine constantemente a lo largo de su vida han visto muchísimas películas, unas mejores que otras y gracias a esto han forjado una identidad personal a la hora de escoger películas, esta “identidad” es puramente subjetiva pues depende del género que les guste (aquí no me voy a meter en cuestiones de géneros, pues lo mismo hay grandes películas de acción, que de ficción, que de “cine de arte”, drama, comedia, etc.), entonces esta identidad los determina y hace que puedan calificar la calidad de una película.

Dentro de la clasificación personal seguramente ustedes tendrán películas favoritas, películas que por “n” cantidad de factores (técnica, fotografía, narrativa, actuaciones, actores, directores, lo que sea) se ha ganado su respeto y sí en verdad son cinéfilos de verdad, esas películas que son especiales para ustedes seguramente estarán en su videoteca.

Como les dije esto aplica lo mismo para discos, libros, pinturas, fotografías, etc. Qué es lo que nos hace tener esta percepción de las películas o de los libros, o la música, pues muy simple, la educación y nuestra cultura.

Pero qué pasa en una sociedad en la que la cultura está tan restringida como en nuestro país, hoy en día nadie negará que elacceso a la cultura es para una élite muy pequeña y para nosotros los mortales que no tenemos acceso se nos brinda una industria chatarra, llena de artístas plásticos, instrascendentes y que no aportan nada, yo les preguntaría qué prefieren un disco de Nigga, o un disco de Calle 13? habrá quien juzgué y diga que los dos son Reggaeton y que no valen ni un peso, pero han escuchado las líricas de Calle 13, hay canciones en as que son más subversivos que muchas banditas de “rock” del momento además los beats que generan son mucho más complejos que los que pueda ofrecer Nigga, al respecto les recomiendo mucho una canción de Calle 13 que se llama “Pa que lloren” en ella hacen una crítica bastante aguda a todos los Reggaetoneros del estilo de Daddy Yankee, Nigga y parecidos en los que les dice oigan esto de la música urbana no es andarse paseando en carros lujosos llenos de chicas semi desnudas, esto es un espacio para la crítica social.

Ahora si se quieren ir a un género mucho menos polémico (bueno ni tanto) ¿qué prefieren Café Tacuba o Panda? Yo creo que todos reconocerían inmediatamente que la calidad del primero es infinitamente superior a la del segundo en cuanto a canciones, complejidad narrativa de las mismas, sonidos, instrumentos usados, producción edición, etc.

A qué quiero llegar con todo esto, pues a que debemos apoyar la creación de una industria cultural que en verdad apoye a los talentos mexicanos y esto sólo se puede hacer mediante la libre difusión de sus ideas, si se encuentra con trabas (y ahora en el caso del canon) con impuestos que dificultan su labor, estaremos destinados a la industria mediática chatarra en la cual vende más un disco de Paulina Rubio que de Paté de Fuá.

Tenemos que apoyar la creación de una industria cultural y con regulaciones como el CanonMx cada vez nos alejamos más.

Bueno creo que en conclusión la creación del CanonMx trae consigo más problemas que las soluciones que supone plantea resolver, sólo beneficia a unos cuantos y para aderezarlo, esos pocos, en la mayoría de los casos no serán los verdaderos autores, por lo que los autores simple y sencillamente seguirán en las mismas.

Por otra parte no sólo los artístas seguirán igual, nosotros como consumidores de los artículos sujetos al CanonMx veremos como los costos de la tecnología aumentan (aún más) y todo por la presunción de todos los delitos que supuestamente cometeremos.

Les repito, no soy un pirata, no soy un criminal, me gusta la cultura y con cosas como el CanonMx la cultura muere.

Saludos.

Anuncios
comentarios
  1. […] This post was mentioned on Twitter by Jo Matos-Carrasquedo, ʞɔnɥɔoɔoɥɔ. ʞɔnɥɔoɔoɥɔ said: Hoy en #LibertadZero Más sobre #canonmx http://bit.ly/aK7u3k […]

  2. Nushio dice:

    Llevo mucho tiempo leyendo su blog, pero es la primera vez que comento en él.

    Según la criatura conocida como @ArmandoBaezP, el motivo del impuesto es que al perder ventas, se pierden impuestos…

    Cito a “La Cronica de hoy”, con liga: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=511122
    “El diputado aseguró que con las pérdidas millonarias por la descarga digital en diversos formatos, el gobierno federal dejó de recaudar a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA), alrededor de dos mil millones de pesos. ”

    Estoy tan en contra del “Mexi-Canon”, 3 strikes y acta como todo Mexicano culto debería estarlo.

    Saludos. Y gracias por escribir este blog 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s