Imaginen que cuando compran un coche (de la marca que fuere) se les cobrara un pequeño impuesto por concepto de daños a terceros (es decir atropellamientos, accidentes mortales, daño en propiedad privada o pública, etc.).

Imaginen que compran un juego de cuchillos y que estos tienen un impuesto por ser considerados “armas letales”, por pequeños que sean estos impuestos, yo no estaría de acuerdo, ¿acaso vivimos en una sociedad como la descrita por la película “Minority Report” en donde ya se sabe cuáles son los crímenes que vamos a cometer? bueno estos ejemplos suenan un tanto extraños ¿no? pues eso es lo que hacen en España con el “canon digital”.

El canon digital o el canon por copia privada o la remuneración compensatoria por copia privada es una tasa aplicada a diversos medios de grabación y cuya recaudación reciben los autores, editores, productores y artistas, asociados a alguna entidad privada de gestión de derechos de autor, en compensación por las copias que se hacen de sus trabajos en el ámbito privado.

Entonces vayamos por partes, primero en la legislación de Propiedad Intelectual española se prevé el derecho a la copia privada (por copia privada se entiende toda copia que haga un individuo de una obra protegida por derechos de autor y que no se difunda colectivamente ni con ánimos de lucro) entonces si eso se prevé como derecho de los consumidores/usuarios/ciudadanos, porqué tendrían que pagar un impuesto por la supuesta (aquí está la clave, supuesta) realización de copias privadas.

Todos los días la gran mayoría de nosotros, hacemos copias privadas de lo que sea (libros, música, revistas, fotos, etc.), por ejemplo he comprado libros que por el valor económico o moral que tienen para mí, son imposibles de rayonear, marcar, doblar hojas o cualquier otra cosa, o qué me dicen de la música yo compro los discos de los artistas que me gustan (para que no haya polémica, los compro de manera legal) y cuando uno los “sube” a su biblioteca digital, (en iTunes, Rhythmbox, Song Bird o el reproductor que tengan), quiéranlo o no, están haciendo una copia privada, entonces ahí está la primera confusión del canon, si la ley de propiedad intelectual española permite la copia privada, ¿¿por qué hay que pagar un impuesto o tasa o cobro por hacerlo??

La segunda parte que llama poderosamente mi atención es la de las “entidades privadas”, cuando uno paga sus impuestos, éstos van a la administración pública, ¿por qué?, pues porque así nuestros impuestos llegan a las arcas del gobierno y este dinero sirve (en teoría jeje) para la realización de políticas públicas que velarán por los intereses de la ciudadanía (repito, en teoría).

Por qué en el caso de este impuesto, entidades privadas como la SGAE (Sociedad General de Autores y Escritores); la AIE (sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España) o; la AGEDI (Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales) tienen el poder de obligar a los consumidores a pagar, ¿quién les dio ese poder? ¿Con qué razón?, incluso aunque fuera una entidad gubernamental la que hiciera el cobro de este impuesto, yo seguiría poniendo el grito en el cielo, como dije antes la ley los ampara para realizar copias privadas (les da ese derecho) y por los derechos no se debe cobrar, o ¿apoco se cobra por el derecho a la vida? (por favor pónganse serios con esto último, no me vayan a salir con que un parto cuesta mucha plata, entiendan el sentido en el que lo digo, nadie te debe obligar a pagar para que se te respete un derecho, ni el gobierno ni mucho menos una entidad privada).

Otra cosa que tiene en contra el canon es que si bien las entidades privadas antes mencionadas agrupan una buena cantidadde “casas productoras de contenidos” (disqueras, editoriales, etc.), qué pasa con aquellos que no pertenecen a ninguna de estas organizaciones, también se está cobrando en su nombre y en ese sentido están robando recursos que no les pertenecen, otra desventaja de que sean entes privados los que obliguen al cobro de estas tasas.

Eso con respecto a lo que supone esta ley pero me gustaría volver al simple hecho de hacer copias privadas, como dije antes, muchos lo hacemos pero no significa que todos por regla lo hagan, un caso claro es el de las quemadoras de CD´s, hay quienes en verdad, sólo queman discos con archivos del trabajo, con información personal o cosas de ese estilo ¿acaso ellos que no copian ni distribuyen contenidos protegidos con derechos de autor también tienen que pagar?

Yo no soy abogado pero sí recuerdo que hay principios en el Derecho y uno de los básicos y que enseñan desde la escuela primaria es que toda ley debe ser de carácter general, es decir no debe hacer distinciones de grupo alguno, me voy a poner en papel de abogado del diablo, suponiendo que el canon deba existir para remunerar todas esas copias privadas que hace la gente sin autorización, en este caso podríamos identificar a un grupo (pequeño eso que ni qué) que sólo utilizan estos aparatos para copiar cosas personales no sujetas necesariamente a derechos de autor, entonces vuelvo a cuestionar ¿Por qué ellos también deberían pagar este canon?

Ahora quiero volver al asunto de la música hoy en día, como decía nosotros al subir nuestros discos comprados legalmente o incluso al comprarlos directamente en las distintas tienditas digitales que para tal efecto existen, al “pasarlos” a nuestros reproductores de audio, los estamos copiando, ahora bien, según mi entendimiento esto entraría en la categoría “copia privada” pero la ley de propiedad intelectual establece que la copia privada no debe ser utilizada ni con fines lucrativos ni con la intención de distribuirlos colectivamente.

Entonces pregunto yo (cuántas preguntas el día de hoy jajaja) si un amigo nos pide nuestro iPod o si le queremos enseñar una canción que nos gustó, ¿deberíamos abstenernos porque lo estamos difundiendo colectivamente? No verdad.

O que tal que en una fiesta uno lleva su reproductor y pone música ¿tampoco deberíamos hacerlo?

Estoy de acuerdo en que si cobro por la entrada a la fiesta o en que si “armo” mis compilaciones de música y las vendo en cualquier parte, estas leyes se apliquen, pero se aplican por la parte del lucro no por la parte de la distribución.

Todos estos ejemplos creo yo, pueden ser de la vida diaria de cualquiera de nosotros y el hecho de que tengamos que pagar un impuesto por esas posibles infracciones me hace suponer que el canon digital no es más que un método de control que sólo busca beneficiar a unos cuantos que ni siquiera son los verdaderos autores de las obras.

Es por esto que creo también que “el canon” es otro atentado a nuestros derechos, porque restringe la circulación de conocimiento, en este caso de obras creativas. Y por si fuera poco, este tipo de tasas lo que hacen obviamente es encarecer los productos con lo que no sólo como ciudadanos nos están afectando sino también en nuestra calidad de consumidores, en la miniserie de post que hice sobre La importancia y la necesidad de un código libre (partes I II y III) hablé sobre los costos de producción de los bienes y como éstos gracias a las tecnologías existentes deberían bajar sus costos dramáticamente sin embargo, los costos de producción han bajado pero los precios siguen iguales e incluso han aumentado, con lo que la “industria” ha ganado mucho más, haciéndonos pensar que cada vez más está perdiendo.

Bueno, esta es mi opinión sobre el canon digital, sin duda habrá que meterse más al tema, esta sólo fue una aproximación muy general y una opinión personal, pero por el momento me tengo que ir, espero sus comentarios.

Saludos.

comentarios
  1. profeta dice:

    Como siempre un gran artículo, por mi parte tambien revisare este tema y otros relativos a derechos de propiedad intelectual desde mi carrera (derecho)…. Pero aun con todo, creo que lo peor son las patentes de software.

    Muchos saludos, sigue asi man.

    • chocochuck5 dice:

      gracias por lo del artículo, en efecto las patentes de software pueden ser terribles, peor desde mi punto de vista las patentes de los medicamentos son las que peores consecuencias tienen ya que no tener acceso a una computadora puede ser aceptable, pero el derecho a la salud es imprescindible.

      Saludos.

  2. […] 20 de mayo de 2010 en este blog, publiqué un post en el que hablaba sobre el Canon español, a saberse, el “Canon” (como se le conoce en España), son una serie de regulaciones […]

  3. […] por la PPL o con acuerdos internacionales como ACTA, legislaciones como la Ley Sinde o el Canon en España, la Ley Manzanero en México y muchas más lo único que hacen es criminalizarnos, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s